Vacuna natural en nuestras manos

De los pacientes confirmados a la COVID-19 en la Isla, el 90,4 (38 de 42) resultaron asintomáticos. ¿Casualidad o resultado de un tratamiento previo? La respuesta puede encontrarse en esta entrevista a una de las personalidades de la ciencia cubana.

En la fábrica de medicamentos MediLip, a la salida de Bayamo, rumbo Santiago de Cuba, facilitaron un local a los homeópatas para producir la primera vacuna cubana contra la leptospirosis que se aplicaría en las cinco provincias orientales. Allí me encontré un buen día, frente a un mostrador corrido, con un “pepino plástico” del preparado en cada mano y atento al conteo del guía para iniciar los golpeteos activadores que debían darse a cada frasco.

Luego fue el recorrido por la Sierra Maestra. Inmunizábamos al personal de Salud y enseñábamos cómo proceder en la aplicación de una vacuna homeopática.

Doctora Concepción Campa Huergo. Foto: Canal Caribe de la televisión

Muy lejos estaba de imaginar que amigos comunes, creados en aquella aventura investigativa, me facilitarían entrar en contacto ahora  −cuando enfrentamos a la COVID-19− con la doctora Concepción Campa Huergo, quien desde su alta posición en el campo de la investigación encaminó la producción de aquel preparado y su aplicación en Cuba.

Foto: Canal Caribe de la televisión

“El PrevengHo-Vir no es, como tú recuerdas, el primer preparado homeopático con características inmunoprofilácticas que aplicamos en el país. Ya lo hicimos −precisa la también autora de la vacuna antimeningocócica BC−, contra la AH1N1; la conjuntivitis hemorrágica en La Habana y Villa Clara; la hepatitis…, el dengue…,¡el cólera!… en La Habana y Granma”.

A continuación la doctora Conchita, como la llaman cariñosamente sus más cercanos colaboradores, −directora en la actualidad del Instituto Finlay−, se refirió a quien puso a punto el PrevengHo-Vir: “Fue el mismo equipo de siempre, nuestro Comité de Expertos en Homeopatía. No quiero dar nombres para evitar cualquier omisión involuntaria. Pero de la ayuda que recibimos sí me gustaría destacar a la doctora canadiense Martine Jourde. No sabes cuánto nos duele que lo alcanzado con su ayuda no se esté aplicando en su país, uno de los más golpeados por esta pandemia”.

El PrevengHo-Vir se elabora en las instalaciones de la Industria Farmacéutica pertenecientes a BioCubaFarma, en La Habana. De su aplicación masiva y resultados se lleva un control riguroso a nivel de país. “Destaca una disminución notable en la letalidad −puntualiza la doctora Campa−, indicador envidiable y aspiración suprema que no logran compartir países desarrollados sin bloqueo ni limitaciones de otro tipo”.

Cierto que según el momento y la evolución del paciente se aplican otros medicamentos de punta logrados por la biotecnología cubana, pero su empleo es puntual, según requiera el estado crítico o la gravedad del caso.

No ocurre así con el PrevengHo-Vir, aplicado en solitario y siempre antes que todos los demás.

En tal sentido formulé una última pregunta, muy específica: ¿La aplicación previa y masiva del PrevengHo-Vir puede ser la razón de que un por ciento tan alto de los casos en nuestro país se estén manifestando como asintomáticos?

“Así lo considero −aseveró la doctora Campa−. Los pacientes transitan por la enfermedad sin manifestar síntomas ni sufrir la agonía del contagiado. Es un logro y muy importante. En el campo de las vacunas lo denominamos ‘inmunidad de rebaño’”. Desarrollan anticuerpos y salen airosos del enfrentamiento al coronavirus. Una especie de vacuna natural que trae como consecuencia pacientes asintomáticos.

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud Salud

11 Replies to “Vacuna natural en nuestras manos

  1. De verdad!!!! Vacunas homeopáticas???? Me disculpan pero la Doctora se ha desacreditado totalmente con esta campaña de apoyo a la homeopatía que todo científico verdadero sabe que es una pseudociencia.
    De verdad que el prevenghovir es el causante de los asintomáticos? Que irresponsabilidad!!!

  2. No se puede clamar el éxito de algo en lo que no se hayan hecho ensayos clínicos. Además, en el caso del PrevengHo Vir, las pruebas a las que debía ser sometido, ni siquiera habían finalizado – creo que aún no lo han hecho – cuando se decidió emplearlo en la batalla contra la COVID. No es correcto atribuirse éxitos cuando sólo se es un eslabón más en la larga cadena de factores involucrados en la lucha contra la pandemia en Cuba. Por el simple hecho de haber sido suministrado a toda la población no se le pueden atribuir al PrevengHo Vir todos los efectos positivos, porque de igual forma, habría que atribuirle también todos los negativos. Por ejemplo, ¿porqué no pudo evitar el rebrote acelerado de las últimas semanas?
    Reitero nuevamente que la comunidad científica cubana e internacional viene desde hace varios años denunciando la homeopatía como una pseudociencia, que demerita al sistema de salud pública cubano y mina las bases de una medicina que sólo puede ser científica. Ver artículos publicados en la Revista Cubana de Salud Pública del año 2013.

  3. Estas afirmaciones son de una irresponsabilidad mayúscula. No hay ninguna evidencia, ninguna, y si existe que la muestren, de que el nivel de asintomáticos esté relacionado con el prevengho. Y llevo años tratando de que me muestren los ensayos que demuestren que todos esos homeopáticos son profilácticos y nunca lo he podido conseguir. Apenas evasivas. La homeopatía es una pseudociencia, y no tiene confirmación científica alguna hasta el momento.

  4. Excelente reportaje sobre ciencia, estilo dinamica y sugestivo para el lector. Ojala sigas trabajando la tematica de salud abordandola en la practica medica, no en intemporales como es usual.Por ejemplo, los procedimientos y cirugias con fotos interesan a la comunidad medica de Sarasota, Florida, donde vivo. Lo republique con citas y tu foto en nepabuleici y ahora hago lo mismo en la medicina de Cuba. Curiosamente el blog se ve mucho en Ukrania y Rumania despues de Estados Unidos.

    1. Yo revise los informes de los CDC de otros paises en internet y el por ciento de asintomaticos es muy inferior a los de Cuba, pienso que saldran publicados en Infomed estudios medicos al respecto cuando la doctora del CDC Cuba considera que se deberia al uso de la vacuna homeopatica. Lo cierto es que ya han controlado brotes epidemicos con vacunas homeopaticas muchos anos atras en Cuba, no es raro que lo hagan ahora. Por otra parte la mejor evidencia es que los hospitales cubanos jamas han llegado ni remotamente a colapasar como ha pasado y esta pasando aqui en Florida que han tenido que hacer hospitales de campana porque se enferman 10,000 diarios, donde vivo.Estoy en cuarentena voluntaria debido a que la curva de enfermos y muertos estan en el techo.

        1. El PrevengHo Vir, es un medicamento homeopático que se usa ya contra la influenza, enfermedades gripales, el dengue e infecciones virales emergentes y ahora los especialistas lo han empleado para prevenir el COVID-19. El producto fue creado en el país y aprobado por el Centro para el Control Estatal de Medicamentos, Equipos y Dispositivos Médicos (Cecmed). Que ya se haya empleado para enfrentar otros virus o enfermedades respiratorias habla de su efectividad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *