Trabajo a distancia, modalidad efectiva

Un amplio plan de medidas para esta primera etapa de la recuperación tras el nuevo coronavirus, del cual no se reportan casos en casi la totalidad de la nación, se implementa a través de tres fases para volver a la cotidianidad de forma gradual y asimétrica, aunque algunas acciones requieren mantenerse.

Dentro de las 20 orientadas por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social destaca el trabajo a distancia, llamado a ser potenciado por constituir, al decir de muchos y entre ellos la titular de ese sector, Marta Elena Feitó Cabrera, la modalidad por excelencia desde lo laboral por su tributo al distanciamiento social necesario para frenar la propagación de la pandemia, un reclamo de nuestra máxima dirección.

En esta primera fase se fomenta su implementación en aquellas actividades que lo justifiquen y existan las condiciones para desarrollarlo y luego, cuando lleguen la segunda y tercera, perfeccionarlo a partir de un mayor control del trabajo y la valoración de quienes por la función que desempeñan pueden utilizarlo; también si será aplicado de forma parcial o permanente, el establecimiento de sistema de control para medir los resultados y evaluar su efectividad, así como ejecutar las medidas para el manejo de la información clasificada y ciberseguridad.

Desde el pasado año comenzó a promoverse dada la difícil situación experimentada por Cuba con el combustible, pero en tiempos de COVID-19 ha sido más demandado, por lo cual se  contempla en las estrategias para reorientar el quehacer y aprovechar la fuerza laboral donde realmente es imprescindible.

Más de medio millón de personas lo realizan en las provincias y en el Municipio una cifra superior a las 4 440, en lo fundamental en los sectores de la Salud Pública y Educación. Mientras que en el teletrabajo, para el cual se requiere de conectividad permanente, muy empleado en el mundo y resultado aquí del proceso de informatización de la sociedad, solo laboran mediante él 554 personas, entre ellas no pocos periodistas que redactan, diseñan, hacen correcciones, envían fotografías, videos y otros recursos multimediales.

Aún son ínfimos los números comparados con el universo laboral del territorio y los avances de la conectividad porque además de no ser ambas modalidades explotadas por las empresas que pudieran hacerlo, al decir de Noris Guedes Ulloa, subdirectora de empleo y capacitación de la Dirección Municipal de Trabajo y Seguridad Social, estos varían en dependencia del tiempo a desarrollarlos y otras cuestiones.

Significativas son sus bondades, pues beneficia tanto a entidades como a trabajadores. Sobresalen el cobro de la totalidad del salario, la eliminación de las llegadas tardes, mayor productividad y, sobre todo, ahorro de recursos.

Prioritario en tiempos de pandemia el trabajo a distancia llegó para quedarse. Resulta una importante concreción de la voluntad política de Cuba, nación que cuida de su gente y le facilita otras válidas alternativas para su desempeño profesional.

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud Opinion
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *