La Universidad no se detendrá

La sede de la Asociación Nacional de Economistas y Contadores (Anec) recibe en sus locales a estudiantes universitarios. Foto: Gerardo Mayet Cruz

Ante las dificultades con el acceso al combustible, dadas a conocer recientemente por el Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros Miguel Díaz-Canel Bermúdez, la Universidad Jesús Montané Oropesa de la Isla de la Juventud implementa medidas de ahorro energético, según dio a conocer la Dra.C María Regla Facenda Suárez, rectora de ese centro de altos estudios.

Explica la Dra.C María Regla las medidas adoptadas por la casa pinera de altos estudios. Foto: Yesmanis Vega Ávalo

“Desde el primer momento hemos estado atentos a las indicaciones, explicaciones y argumentos ofrecidos por la máxima dirección del país y también del Ministerio de Educación Superior; en consecuencia confeccionamos un plan con acciones dirigidas a la organización docente y el respectivo ahorro de combustible y energía.

“En ese sentido –explicó Facenda Suárez– realizamos reajustes en los calendarios docentes; horarios, de 8:00 a.m. a 3:40 p.m., y de las clases ahora con una duración de 70 minutos; y la adopción totalizadora de la modalidad semipresencial con el estudio individual apoyado en guías de estudio, consultas, tutorías, actividades prácticas y laborales, trabajos investigativos y otros.

“Garantizamos de manera presencial solo las actividades priorizadas como la superación de los cuadros y prestamos especial atención al primer año de las carreras de los Cursos Regular Diurno y Por Encuentro.

“Ahí es importante destacar que en nuestras áreas estamos inmersos en el proceso político sobre el incremento de salario, de suma prioridad que el día nueve del presente mes se revisará con el claustro y estará concluyendo el 11 con todos los trabajadores.

“Para facilitar el acceso a la Universidad, tanto de estudiantes como profesores, han sido incrementados –de 110 a 129– los escenarios docentes fuera de los predios de la institución, gracias a la solidaridad de empresas y otras entidades del territorio que han habilitado algunos de sus locales para el desarrollo del proceso docente educativo y paliar las dificultades con la transportación hacia y desde la sede.

“El uso racional de energía y de los portadores energéticos constituye otra de las medidas, acompañadas de acciones como mantener apagados los aires acondicionados, con excepción del local donde se encuentra el Nodo; además de la desconexión total de 11:00 a.m. a 1:00 p.m., en aras de no consumir electricidad.

“De igual manera hemos reorganizado los puntos de recogida en los diferentes poblados en función de reducir las distancias, lo cual ha permitido un ahorro diario de 2,16 litros (lts) de combustible, y la suspensión de uno de los viajes del camión, con lo cual se ahorran 7,3 lts; al cierre de la segunda quincena de septiembre se ahorraron un total de 142,5 .

“Hemos decidido, además, informar cada miércoles a toda la comunidad universitaria cuánto hemos ahorrado, pues ha participado y generado acciones creativas ante esta circunstancia que ha sido un aprendizaje y se ha valorado que algunas de las medidas adoptadas después de que pasemos este momento se pueden mantener y favorecer la racionalidad del proceso y funcionamiento de la institución.

“En sentido general la Universidad se mantiene activa, realizando, a partir de los respectivos reajustes, todas sus actividades, entre ellas la tarea Educando con Amor, en la cual participan 40 jóvenes universitarios; mientras, sobre la marcha vamos modelando y corrigiendo las iniciativas en pos de que reine la tranquilidad y la confianza de que todo se va a garantizar preservando el concepto de calidad.

“Desde los estudiantes hasta los 298 trabajadores permanentes en la entidad y los 32 que se encuentran en otros escenarios hemos comprendido la compleja situación que hoy tiene el país para la obtención de combustible y la consiguiente generación eléctrica, y que a pesar de ello –patentizó la directiva– la Universidad en la Isla no se detendrá, conscientes de que hay que resistir porque eso es lo que nos va a llevar a vencer”.

Educación Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Sociocultural en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *