Ganamos una batalla en Guisa, no la guerra

Foto: Yoandris Delgado Matos

Cierra la cuarentena en el caserío Guisa en La Fe, donde la situación se complejiza frente a la pandemia  

El cierre de la cuarentena en el caserío Guisa, al oeste de La Fe, donde este rebrote de la Covid-19 afectó a 16 de sus 55 pobladores, tuvo lugar al mediodía de este miércoles.

“Como consecuencia de los contagios que tuvimos aquí hubo más de 30 contactos fuera del vecindario, toda una araña epidemiológica”, dijo en las palabras de clausura Danilo Abreu Ortiz, presidente del Consejo Popular de La Fe, lo que denota la escasa percepción de riesgo de sus habitantes y la transmisibilidad de la epidemia.

“Cerrar Guisa es sin duda una victoria lograda sobre la base de mucho sacrificio, pero –afirmó– implica un motivo de alerta y reflexión. Hay que preguntarse a qué precio lo hemos logrado y cuánto pudo hacer cada uno para evitarlo y no pasar por esto”.

Foto: Yoandris Delgado Matos

Por su parte el director de Salud Pública en el territorio, Israel Velázquez Batista, coincidió con este razonamiento al enfatizar que “estamos concluyendo una cuarentena, el evento Guisa debe hacerlo el 22 de febrero pues tenemos otra área limitada acá en el reparto Panel 2, también relacionada con este evento de trasmisión autóctona limitada y este día acaba de confirmarse allí otro positivo”.

“En La Fe lamentablemente –agregó– estamos abriendo un nuevo evento en la comunidad La Tumbita, que en este momento lo estudiamos para conocer la magnitud de la cedena que se está originando en esa demarcación y al mismo tiempo se toman las medidas higiénico sanitaria y de aseguramiento pertinentes”.

Estos elementos caracterizan en la actualidad al segundo poblado del territorio, “donde tenemos ya –subrayó– más de 60 casos diagnosticados en este segundo rebrote, cuando fueron solo 14 los que tuvimos aquí durante la primera afectación en el 2020”.

Hasta Guisa llegaron el propio 17 de febrero Zunilda García Garcés, presidenta del Consejo de Defensa Municipal, y Adiel Morera Macías, intendente de la Isla de la Juventud, junto a representantes de las organizaciones de masa.

Con el escenario más complejo experimentado desde el inicio de la pandemia, el ultramarino municipio especial cubano mantiene abierto tres áreasen cuarentena y más de 30 controles de foco activos,retomó la instalación de puntos sanitarios en los accesos a Nueva Gerona, abrió un cuerpo de guardia para afecciones respiratorias en el policlínico Leonilda Tamayo y construye un Laboratorio de Biología Molecular que agilizará los procesos de diagnóstico.

Foto: Yoandris Delgado Matos

 

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud Salud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *