Frase Martiana

Pues una mujer sin ternura, ¿qué es sino un vaso de carne, aunque lo hubese moldeado Cellini, repleto de veneno?


O.C. Tomo 18, página 265.