¿La premisa?… Ahorrar ahora

A generar electricidad con eficiencia, producir sin derroches y al riguroso control del consumo ante la situación que enfrenta el país y el mundo con los combustibles, instó Jorge Esteban Hernández, director de la Oficina Nacional para el Control del Uso Racional de la Energía (ONURE) en la Isla de la Juventud.

Puntualizó que la actual coyuntura, por la cual el plan asignado para el territorio sufre a mediados de agosto una reducción del 30 por ciento, demanda de aunar voluntades en el sector estatal en aras de ganar no solo en disciplina energética sino también en ajustar los planes para mantener la producción de alimentos y los servicios vitales a la población.

Foto: Karelia Álvarez Rosell

Durante la conversación sostenida con el directivo explicó que aunque el Municipio hasta el momento se encuentra entre los territorios del país que no muestran sobregiros en el consumo, sí se aprecia un marcado aumento de la demanda en el sector residencial.

“Esta ha llegado a sobrepasar los 21 MW, de 17 planificado, sobre todo en el horario pico nocturno, que aquí, a diferencia de la nación, se desplaza para las once de la noche; de ahí que implementemos medidas rigurosas en el estatal, tales como correr procesos productivos fuera de ese horario.

“Así, por ejemplo, los trabajadores del Combinado Cárnico han tenido que acometer sus producciones en la madrugada y los del Mármol han adelantado una hora antes, o sea, para las siete de la mañana el inicio de sus faenas con vista a aprovechar la jornada y no interferir en el horario pico del día.”

Esteban Hernández manifestó que el crecimiento de la demanda en los hogares pineros “puede ser entendible, máxime si tenemos en cuenta el acrecentamiento del nivel de vida, con marcado índice en repartos como Abel Santamaría, Micro-70 y una parte de La Fe, a partir de la compra de efectos electrodomésticos y equipos de climatización, que en los últimos tres meses sobrepasan los 5 000.

“También responde a las elevadas temperaturas y a la mayor permanencia de las familias en las viviendas, ya no solo por la etapa veraniega sino desde abril debido al aislamiento social como parte de las medidas adoptadas para frenar los contagios por el coronavirus.”

Imagen relacionada

Puntualizó que no se trata de negar las bondades de la modernidad sino de consumir solo la energía necesaria, pues en ocasiones se dejan luces y equipos encendidos de manera innecesaria; como tampoco se aplican alternativas para el eficiente uso de los mismos.

“El incremento de la demanda implica que deban entrar al sistema  plantas o máquinas cuyo funcionamiento es a partir del diesel, lo cual encarece la generación de electricidad y la convierte en ineficiente.

“Es por ello –prosiguió– que como parte de la campaña Ahorra ahora desarrollamos de conjunto con las organizaciones de masa, demás factores de la comunidad y la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) disímiles acciones, como los barrios debates.

“Creamos dos destacamentos juveniles y ya han visitado a más de 17 000 casas, con el propósito de fomentar en los pobladores el ahorro consciente porque es la manera con que las familias pueden ser consecuentes con la situación actual del país”.

Precisó que el Estado realiza un ingente esfuerzo para asegurarle a los pineros la generación eléctrica para la cual se requieren de unos 80 000 litros de combustible, y ya sabemos los obstáculos para poder adquirirlo debido a la persecución de Estados Unidos.

¿La premisa? Está más que clara tanto para el sector estatal como el residencial, en ambos quedan reservas, entonces no posterguemos el…. Ahorra ahora.

 

 

 

Isla de la Juventud Opinión
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *