Sin renunciar a la modernidad…

Les confieso que he tenido días de encierro, sin ganas de salir de mi concha, o sea, el cuarto y no ha sido precisamente por encontrarme en un estado depresivo como tampoco por ese virus que ha puesto al mundo patas arriba sino por el intenso calor, que cada vez me resulta más insoportable, sobre todo cuando se hace acompañar por el polvo del Sahara.

Ventiladores gifs imagenes

Las elevadas temperaturas, sin duda alguna, constituyen una de las causas por las cuales la Isla de la Juventud, a diferencia del resto de la nación, no solo muestre un desplazamiento del horario pico nocturno –luego de las diez de la noche– sino también incremento de la demanda, al sobrepasarse los 20 megawatts-hora.

Según Jorge Esteban Hernández, director de la Oficina Nacional de Uso Racional de Energía en el territorio, el consumo promedio por vivienda en la actualidad asciende a 195 kilowatts por hora, lo cual evidencia un crecimiento del 14 por ciento con respecto al año anterior.

Tal resultado no resulta alarmante si tenemos en cuenta las facilidades creadas por el Estado cubano para que las familias eleven su calidad de vida a partir de la adquisición de equipos electrodomésticos; de hecho en lo que va de 2020 más de 9 000 han sido vendidos en la red de Tiendas Recuperadoras de Divisas existentes en la localidad.

Entre estos, por supuesto, figuran los de climatización, o sea, ventiladores y Split, esos aparatos de los que a mí en este tiempo no me gustaría desprenderme ni durante el tránsito por las calles de la ciudad, por los efectos negativos que me provoca esa sensación térmica elevada, muy peculiar durante los meses de verano.

No pretendo una renuncia masiva a la modernidad, sería la primera en oponerme a tamaña propuesta irracional, pero sí a reflexionar juntos acerca de cuánto podemos hacer en los hogares para lograr un uso eficiente de la energía, que para nada es una tarea exclusiva de Cuba sino de países desarrollados, donde se cuida sobremanera la economía doméstica.

Es que para muchos el ahorro de electricidad es un tema manido, del que no se debería hablar por considerar la energía como un recurso inagotable; sin embargo, no es así, pues el uso excesivo de algunas materias primas (carbón, petróleo, gas) está produciendo su rápido agotamiento de tal manera que no da tiempo a regenerarse.

Y si a ello le sumamos las zancadillas que le ponen a nuestro país para que no acceda a los combustibles, pues… mucho más impostergable se hace ganar en conciencia acerca del empleo consciente y responsable.

En las viviendas quedan brechas y es posible eliminarlas sin grandes inversiones, tan solo debemos revisar la potencia instalada, el consumo de los aparatos eléctricos comprados, el momento del día en que los empleamos…

¿Sabías que la televisión gasta más que una computadora cuando la dejas en stand by? Dejamos muchos equipos conectados todo el día y aunque estén apagados gastan, a ello se le llama consumo fantasma. ¡A desconectarlos se ha dicho!

Considero que debemos incorporar a nuestra rutina diaria estos y otros hábitos de ahorro, ese que favorece el medio ambiente, la economía territorial y del país; así como la factura mensual en los hogares, por supuesto, sin renunciar a la modernidad.

 

Isla de la Juventud Opinión
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *