Días de recordación, unidad y victoria

Evocan en Isla de la Juventud este 16 de abril tres efemérides gloriosas para los cubanos como la declaración del carácter socialista de la Revolución, el Día del Miliciano y la fundación del Partido de la unidad

 

En ocasión de celebrarse este 16 de abril el aniversario 58 de la proclamación del carácter socialista de la Revolución Cubana, el Día del Miliciano y la fundación del Partido Comunista, un grupo de hombres y mujeres que laboran y ocupan responsabilidades en la sede municipal de la organización política en la Isla de la Juventud serán agasajados por los años consagrados en la vanguardia política y a su pueblo.

En comunidades y barrios también se realizan homenajes a combatientes y entregan estímulos por el Día del Miliciano.

En todos los encuentros junto a los reconocimientos se recuerda que aquel histórico 16 de abril de 1961 en que al despedir el duelo de los cubanos que perdieron la vida el día anterior, víctimas de los bombardeos yanquis a varios aeropuertos, Fidel proclamó que esta era la Revolución patriótica, democrática y socialista, de los humildes, por los humildes y para los humildes.

Con orgullo se evoca hoy la activa participación popular en el enfrentamiento a los contrarrevolucionarios desde antes de la agresión y cómo el pueblo miliciano, con fusiles en alto, juró defender su Revolución.

De manera que el 16 de abril de 1961 resume para los cubanos tres efemérides gloriosas como la declaración del carácter socialista de la Revolución, el Día del Miliciano y la fundación de nuestro Partido, tres acontecimientos alimentados de una sola raíz: la unidad y la disposición popular de defender Revolución al precio que fuera necesario y que hoy todos tenemos la obligación de explicar a los jóvenes, sumarlos y seguir la preparación para la Guerra de Todo el Pueblo ante un enemigo que no cesa en sus criminales planes contra Cuba.

De manera que aquel día el pueblo juró defender el Socialismo y materializó horas después esa disposición en el combate, cuando los milicianos, junto al Ejército Rebelde y la Policía Nacional Revolucionaria, combatieron con heroísmo a los invasores, a quienes aniquilaron en menos de 72 horas.

Cada pulgada de tierra en la nación se convirtió en aquellos días de abril de 1961 en inexpugnable trinchera, como también el territorio pinero que no solo se preparó militarmente para evitar que el enemigo lanzara su invasión por este lugar factible de convertirlo en espacio para establecer un gobierno provisional mercenario, sino que cumplió importantes misiones.

Los cubanos que aquí se encontraban también enfrentaron a la aviación mercenaria, frente a la cual ofrendaron su vida los jóvenes marineros Armando Ramos Velazco y Juan Alarcón Rodríguez, los demás continuaron en sus puestos de combate, mantuvieron bajo control a los elementos contrarrevolucionarios e incluso varios milicianos y pescadores capturaron a mercenarios cuando trataban de escapar sorprendidos aún por la derrota, que parecen olvidar hoy cuando lanzan nuevas amenazas en medio de las nuevas derrotas propinadas por el hermano pueblo de Venezuela.

 

Historia Isla de la Juventud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *