Alzheimer y grasas trans, ¿las conoces?

Alzheimer y grasas trans, ¿las conoces?

Las grasas trans son aceites vegetales parcialmente hidrogenados mediante un proceso por el cual el aceite líquido se convierte en grasa sólida; son las grasas vegetales que se saturan y son un peligro real para la salud pues ha sido demostrado cómo aumentan el riesgo de cáncer, de colesterol malo y al mismo tiempo bajan el bueno, incrementando el riesgo de enfermedades coronarias.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada año y debido a la ingestión de grasas trans, se producen más de 500,000 muertes por enfermedades cardiovasculares.

¿Dónde están que no las veo?

Alzheimer y grasas trans, ¿las conoces?

Habitualmente están presentes en grandes cantidades dentro de alimentos elaborados industrialmente y se consumen en meriendas salados como papas fritas, galleticas, margarinas, barras de cereales, pizzas, hamburguesas, empanadas y varios productos precocidos, entre otros.

Se utilizan en la industria alimentaria para aumentar el tiempo de conservación de los alimentos procesados y darles una agradable sensación de alimento fresco con una adecuada textura.

El atemorizante Alzheimer

Alzheimer y grasas trans, ¿las conoces?

Además de su demostrado vínculo con las enfermedades cardiovasculares, ahora parecen ser responsables de un mayor riesgo de sufrir de la enfermedad de Alzhéimer, pues según una investigación publicada en la prestigiosa revista científica Neurology, su presencia en niveles elevados en sangre por mantener una dieta con un alto contenido de grasas trans, puede aumentar entre un 50 y un 75 por ciento las probabilidades de desarrollar la enfermedad de Alzheimer o demencia de cualquier tipo con resultados adversos entre el cerebro y la cognición.

Investigadores de la Universidad de Kyushu, en Japón, analizaron a 1,628 personas japonesas de 60 años o más sin demencia durante un período de 10 años, del 2002 al 2012 y a todas se les realizó un análisis de sangre para determinar los niveles de grasas trans al comienzo del estudio y se tomó nota Quienes tuvieron los niveles más altos de grasas trans en sangre tenían una probabilidad mayor de desarrollar demencia en relación a aquellas con los niveles más bajos.

Medidas saludable nacionales e individuales

Alzheimer y grasas trans, ¿las conoces?

Se plantea a nivel de cualquier país que si se reducen los ácidos grasos trans producidos industrialmente, sería una gran ayuda en la prevención primaria de la demencia, pero mientras tanto las personas con más riesgo como son obesos, hipertensos o diabéticos, y todos en general, deben fijarse mucho en leer detenidamente las etiquetas nutricionales de los productos industriales, porque los fabricantes de estos alimentos industriales están obligados a señalar las grasas trans y sus cantidades en las etiquetas de información nutricional y en las de algunos suplementos.

En la Unión Europea, a partir ahora y con fecha límite del 2 de abril de 2021, ningún alimento industrial a la venta en los países de esta organización podrá contener más de dos gramos de grasas trans por cada 100 gramos de grasa debido a su relación con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, diabetes u obesidad, y ahora pudiera añadirse la enfermedad de Alzheimer y el cáncer.

Pero, aunque los alimentos cumplan con esta regla y por poca trans contenida en ellos, su consumo siempre debe ser moderado, dando total y mayoritaria preferencia al consumo de alimentos naturales.

M.Sc. Dr. Alberto Quirantes Hernández
Master en Ciencias y Profesor Consultante
Jefe del Servicio de Endocrinología
Hospital Docente Dr. Salvador Allende
La Habana – Cuba

Salud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *