Producción de alimento animal también es prioridad

Foto: Yesmani Vega Ávalos

La sustitución de importaciones es de hace tiempo una prioridad absoluta para todos los cubanos. El complejo escenario que vivimos hoy provocado por el nuevo coronavirus, sin olvidar las limitaciones que acarrea el criminal cerco impuesto por el gobierno de Estados Unidos, confirma que la búsqueda de alternativas para producir en casa todo aquello que no podamos traer, es la solución en la cual debemos centrar los esfuerzos.

En reciente intervención en el programa televisivo Mesa Redonda, Gustavo Rodríguez Rollero, ministro de la Agricultura, señaló que Cuba gasta unos 500 millones de dólares en la compra de materias primas o piensos para los alimentos, por ello en cada rincón del país habrá que poner conocimiento y manos a la obra en función de minimizar dicho desembolso.

Precisamente en la Isla de la Juventud los integrantes del Consejo de Defensa Municipal, encabezados por su presidenta y vicepresidente Zunilda García Garcés y Liván Fuentes Álvarez, respectivamente, visitaron la finca de semillas de alimento animal y las áreas de la máquina de riego número tres de la Caoba, de la Empresa Ganadera, para evaluar la producción de alimento animal.

La finca de semillas, con una extensión de 34,7 hectáreas, de acuerdo con José Andrés González Martínez, especialista de alimentación de la entidad, hoy tiene sembradas dos hectáreas de caña, 0,5 de cratylia y 11 de brachiaria dentro de las que destacan variedades como yacaré, mulato y toledo.

Poseen una zona destinada a raíces y tubérculos para la fabricación de piensos criollos, ahí tienen morera, mulato tradicional, pangola, mientras en el jardín de variedades introdujeron especies traídas de la Estación Experimental de pastos y forrajes de Villa Clara, para evaluar su comportamiento y trasladarlas luego al área de introducción a pequeña escala e incrementar su semilla.

Allí preparan tierra para plantar más caña y plantas proteicas, entre ellas la tithonia, moringa, morera y cratylia. Precisó José Andrés que cuentan con la disponibilidad de semillas para ofrecer a los sectores cooperativo-campesino y estatal, entre ellas11 hectáreas de brachiaria listas para producir semillas por cepellón.

Allí también trabajan en la iniciativa de elaborar pienso para la cría de cerdo a través del método tradicional utilizando un 70 por ciento de pollinaza, un 20 de harina de chopo de plátano y un cinco en cada caso de pienso industrial y chocolate en polvo.

No obstante la máxima dirección del territorio instó a concretar una mayor organización del trabajo en ese centro que por años ha presentado inestabilidad. Asimismo, exhortó a aprovechar la tierra disponible para eliminar el marabú y sembrar.

En las áreas de la máquina de riego tres en la Caoba, ya presenta 27 hectáreas sembradas de las 36 disponibles con variedades de brachiaria en iguales porciones de tierra.

Especificó González Martínez que estas plantas pueden alcanzar de un 18 a 20 por ciento de proteínas y un rendimiento entre 60 y 80 toneladas por hectáreas de masa verde. Se acordó fumigar el pasto con sal de amina (derivado del ácido diclorofenoxiacético capaz de actuar sobre los mecanismos que regulan el crecimiento vegetativo de las plantas) para eliminar la hoja ancha.

Ese sitio se empleará para la ceba de toros. Allí pretenden trasladar unos 300 animales con el propósito de que alcancen el peso ideal para su posterior sacrificio y proyectan construir casetas, cuartones, comederos y demás estructuras para esta actividad.

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *