Pineras en Playita de Cajobabo

Foto: Cortesía de la Anci

“En Playita de Cajobabo aprendimos de un golpe tanta historia que quedamos seducidas al revivirla”, estas palabras se las escuché a Damaris Corría Díaz, vicepresidenta municipal de la Anci, cuando fui a la sede pinera de la Asociación Nacional del Ciego de Cuba (Anci).

Ella mostraba las fotos y contaba sus impresiones acerca de su visita, en el 2016, al emblemático sitio del actual municipio de Imías, en Guantánamo, por donde desembarcaron José Martí Pérez y Máximo Gómez, pasadas las diez de la noche del 11 de abril de 1895, para luchar por la independencia de Cuba.
“Participamos la invidente María Chapotín González y yo, que soy baja visión, en el Primer Evento Nacional Por la ruta de Martí, celebrado bajo el auspicio de la Anci, para que jamás olvidemos quiénes somos y de dónde venimos como nación.

“Presentamos un trabajo titulado Estadía de Martí en Isla de Pinos y aunque no obtuvimos premios ni menciones ganamos en conocimientos,en la cercanía humana que rompe barreras a la hora de escalar las lomas por donde surcaba el intrincado camino; apoyándonos unos en otros, dándonos aliento para evitar una caída, el desmayo, sintiendo una especie de alegría y emoción por el privilegio de rendir tributo al más universal de los cubanos.

“En el Monumento Nacional hay una base de mármol en forma de bote, dos bloques con inscripciones sobre Martí y Gómez, dos sables como símbolo de las cargas al machete de los mambises y arriba tiene un pivote.

“Martí era el jefe político y preparó desde el exilio la Guerra Necesaria, iniciada el 24 de febrero de ese año; Gómez, Mayor  General y jefe militar.Después de pasar tremenda odisea de varios días tras la salida de Montecristi, República Dominicana, rumbo a Cuba el primero de abril en una goleta, los seis expedicionarios lograron avistar el Faro de Maisí y un pequeño recodo en forma de herradura y lleno de piedras, por donde desembarcaron. El  Comandante en Jefe Fidel lo bautizó comoun lugar sagrado de la Patria.

“Vimos el documental que narra el encuentro entre Fidel Castro y Salustiano Leyva, un anciano que vivió en Cajobabo toda la vida y a los 11 años conoció al Apóstol en breve visita de madrugada a su casa.

“Hoy se cumplen 124 años del desembarco de Martí, junto a Máximo Gómez y otros cuatro patriotas, y quiero citar la frase Dicha grande con la que describió el instante de tocar tierra cubana, porque esa convicción que nos legó de luchar por el país quedó expresael diez de abril de este 2019 con la proclamación de la Nueva Constitución, ya vigente, que regirá el destino de cubanas y cubanos en el presente y el futuro”.

Foto: Cortesía de la Anci
Foto: Cortesía de la Anci
Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *