Paco Mir, un catalizador de la literatura cubana

Las provincias Ciego de Ávila y La Habana resultaron las más laureadas en la XII edición de la Jornada Literaria Francisco Mir Mulet, desarrollada online.

En esta versión del 2020 se compitió en los géneros Literatura Infantil, Narrativa y Poesía, y merecieron premio en el primero de ellos el avileño Leonel Daimel García Aguilar por Carlitos vuelve a soñar, y menciones la habanera Elaine Vilar Madruga, autora de Freddy Mercury tiene alas rojas y el representante de la provincia Matanzas, Yoandry Martínez Rodríguez, quien participó con Espérame en los columpios.

Foto: Cortesía de Leonel Daimel García Aguilar

Vía Internet García Aguilar, también profesor universitario, guionista y locutor de televisión, declaró a esta reportera: “No es la primera ocasión en que participo, pero sí la primera vez que logro convencer al jurado de apostar por mi propuesta. Uno siempre manda textos, pero sabe que se envían muchas obras buenas y de personas con mayor experiencia, por ello termina enviando sin mucha fe en el resultado y cuando ocurre algo favorable la alegría es doble.

“El texto intenta acercar a las juventudes y la infancia a un tema que puede resultar complicado como la violencia desde las aristas de la equidad social, algo que siempre me ha preocupado mucho. Soy parte de la Articulación Juvenil por la Equidad Social de Oscar Arnulfo Romero y apoyamos la campaña por la no violencia hacia mujeres y niñas, por lo que sentía que con tanta información y trabajo era momento para tratar de acercarme al asunto desde la literatura y surgió la idea de Carlitos vuelve a soñar, que intenta, a pesar de lo duro que puede resultar la temática, acercarse desde la fantasía.

“Considero un reto hablar de estas cuestiones un tanto difíciles en la literatura infanto juvenil en Cuba porque si algo la ha caracterizado es la existencia de buenas obras y excelentes autores, quienes han propuesto temas como estos, trabajados de modo magistral y entonces llega uno intentando dar su aporte y te reconforta que a un grupo de escritores les pareciera que podía tener algún mérito.

“Es importante felicitar al resto de los premiados y sobre todo a los organizadores del evento por sobreponerse a la situación actual e insistir en que no se perdiera un espacio que desde la Isla está dando oportunidades a muchas personas de poner a prueba sus propuestas y hacer visible su labor”.

GALARDONADOS EN NARRATIVA Y POESÍA

Félix Sánchez Rodríguez, también de Ciego de Ávila, fue el premio en Narrativa por El rumor del mundo y su coterráneo Lioneski Buquet Rodríguez alcanzó mención con La (a)simetría de las cosas, categoría que se agenció el granmense Manuel Alexánder Roblejo Proenza por Todas las madrugadas.

En el muy gustado género Poesía, Alaín Santana López, de La Habana, se llevó el máximo galardón por su cuaderno Fractura,  mientras que Vilar Madruga obtuvo otra mención con Bajo los cielos de Gomorra, al igual que el avileño Miguel Ángel Ochoa por Novias.

EDICIÓN ESPECIAL

Rafael Carballosa Batista, presidente de la filial pinera de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba, organización que auspicia el evento de carácter nacional, escribió en su página en Facebook: “Esta ha sido una edición muy especial; dada la situación de la pandemia nos hemos ido a las redes sociales y hecho un concurso digital con buena respuesta por el gremio literario del país y 79 obras. El Paco Mir es uno de los pocos concursos en Cuba que convoca en tres géneros distintos. En diez días se han promocionado poesía y comentarios de personas que lo conocieron, entre ellos, críticos y estudiosos. Ha sido una Jornada bien intensa, intentando poner a Francisco Mir Mulet y a su obra en el lugar que le corresponde en el panorama de la literatura cubana”.

CON INTEGRANTES DEL JURADO

La experiencia de fungir como evaluadores en el importante certamen siempre es bien recibida por literatos del patio como Carlos Santos Montero y Julio César Sánchez Guerra, quienes expresaron:

“Estoy satisfecho de haber tenido el privilegio de integrar el jurado en Literatura Infantil y leer 26 cuadernos en su gran mayoría con una terminación y factura como para poderlas convertir en libros. Pienso que una vez más la literatura manifiesta su valor cultural”, afirmó Carlos Santos.

“Lo más interesante ha sido defender la ternura, imaginación y  creatividad…, son libros que nos han hecho soñar y volver al pasado”, acotó Julio César Sánchez.

Una vez más distinguió el concurso por la calidad de los trabajos presentados, lo cual consolida al Paco Mir como un evento que gana en prestigio cada año, catalizador del quehacer de quienes se dedican al arte de las letras y espacio para perpetuar la obra del bardo que inmortalizó esta Isla en sus versos.

Cultura Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *