No pudo llegar en mejor momento

Foto: Archivo

Como un soplo de aire fresco que alivia de las elevadas temperaturas de la etapa estival, arribó a la Isla para incorporarse a la transportación marítima de pasajeros el catamarán Río Júcaro tras una reparación capital en los astilleros Damex de Santiago de Cuba donde “nació”.

No pudo llegar en mejor momento que justo ahora cuando el trasiego de viajeros entre los puertos de Nueva Gerona y Batabanó se incrementa con motivo del período vacacional.

En el recuerdo quedará la tensa situación vivida el año anterior en que para esta fecha solo el Iris movía personas de un lado al otro del golfo de Batabanó, como el caballo de batalla de la entidad.

Esta vez el panorama invita al optimismo, pues la Unidad Empresarial de Base Transportación Marítima de Pasajeros Viamar dispone en estos momentos de las embarcaciones Río Las Casas y Río Júcaro, prestando servicios en los itinerarios habituales.

Por su parte, el navío que salvó la situación hace 12 meses atrás, el Iris, presenta dificultades en el sistema de gobierno asociadas a fallas en el proceso de automatización, en próximos días se acometerá una revisión especializada en aras de solucionar dichas vicisitudes.

 

Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *