La más agradecida vuelta a casa

Tras cumplir 14 días hospitalizados por la COVID-19 reciben el alta clínica los primeros cuatro pacientes del Municipio.
Foto: Gerardo Mayet Cruz

Tras cumplir 14 días hospitalizados por la COVID-19 reciben el alta clínica los primeros seis pacientes del Municipio

Para Juan Miguel Reyes Torres y Delmis Linares Ramírez el 25 de abril será una fecha que no olvidarán fácilmente. Este día, junto a Leonardo Romero González y Víctor Luis Coffigne se convirtieron en los primeros cuatro pacientes en recibir el alta clínica en la Isla de la Juventud tras haber sido contagiados con la COVID-19.

Unos minutos después de que el silencio de la noche fuera interrumpido por los aplausos dedicados a quienes arriesgan su vida para sanar a otros, personal altamente calificado acompañaba a esta pareja a la salida, donde una ambulancia los conduciría de vuelta a casa tras la fatídica experiencia.

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Con palabras entrecortadas por los nervios, Delmis –enfermera de profesión– agradeció la atención esmerada de todos y dijo sentirse más orgullosa que nunca de pertenecer al ejército de las batas blancas  pues, sabiendo por experiencia la calidad de la medicina cubana, estaba segura de que iba a estar bien.

Juan Miguel, más tranquilo, no quiso dejar de aconsejar al pueblo a extremar los cuidados ante una enfermedad que no tiene rostro y le puede tocar a cualquiera.

“El sacrificio del personal de salud no puede ser en vano, el compromiso es ser disciplinados con el aislamiento para cuidarlos a ellos, a nuestras familias y vecinos”, añadió.

El domingo 25, el silencio de la noche volvió a ser interrumpido en el reparto Abel Santamaría con la algarabía de los vecinos del estudiante de Medicina Javier Fadier Guilarte y Ricardo Gil, el abuelo de 81 años de edad que estuvo hasta reportado de grave, por también haber retornado a sus hogares luego de recibir tratamiento y ser curados del mortal virus.

De acuerdo con el doctor Yosvany Ortiz Jiménez, quien está al frente del grupo de trabajo que atiende a los pacientes contagiados con el nuevo coronavirus en el hospital general docente Héroes del Baire, ahora corresponde un período de vigilancia epidemiológica en el hogar durante 14 días en los cuales se mantiene el mismo rigor que en el centro asistencial.

“Ellos aún no están dados de alta completamente, durante el ingreso en el hogar deben estar en aislamiento total, sin tener contacto con otros miembros de la familia y deben ser visitados a diario por el médico de familia, que se encarga de la continuidad del tratamiento con el antirretroviral Kaletra –uno de los productos más novedosas utilizados en el tratamiento de la COVID-19– junto con el Interferon Alfa 2b, también con gran éxito.

“Terminado este período se les repite el PCR y si el resultado es negativo entonces se les da el alta epidemiológica, que es la confirmación de que el paciente está curado”, puntualizó el galeno.

Ya en el barrio, desde cada balcón, vecinos y amigos celebraron el regreso de esta pareja acortando las distancias con su alegría, como solo un cubano sabe hacer.

Así será también con los 32 pacientes que aún están hospitalizados y quienes mantienen una evolución favorable.

Foto: Gerardo Mayet Cruz
Foto: Gerardo Mayet Cruz
Foto: Gerardo Mayet Cruz
Foto: Gerardo Mayet Cruz
Foto: Gerardo Mayet Cruz
COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud Salud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *