La felicidad no sabe de síndromes

Foto: Maick H. Conesa

Dicen que no hay mayor tesoro que la sonrisa de un niño y con la certeza de que esta sentencia no se equivoca padres, maestros, especialistas y todos los que fuimos testigos del cumpleaños colectivo para los 15 niños con Síndrome de Down en el Municipio, terminamos poseyendo una enorme riqueza.

En saludo al Día Mundial del Síndrome de Down 21 de Marzo, celebrado cada 21 de marzo, la Dirección Municipal de Salud con el apoyo de Educación, Cultura, Comercio y otras instituciones festejaron no las necesidades educativas especiales de estos pequeños, sino su total integración en la sociedad.

Payasos, música, dulces y hasta el juego de la escoba fueron parte de la jornada que los niños pudieron disfrutar donde no faltó tampoco el momento de cantar un feliz cumpleaños con desentonos, pero colmado de dulzura.

Una vez más sirvió esta ocasión para apreciar que incluso ante un padecimiento como este las diferencias no son tan grandes. Nuestros niños tienen los mismos derechos a ser atendidos, educados y queridos sin importar qué y es nuestro deber crear los espacios para su desarrollo y autonomía pues ello garantiza la calidad de vida de los adultos que serán mañana.

Foto: Maick H. Conesa
Educación Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *