La CPA Comandante Pinares ya cosecha resultados

La Cooperativa de Producción Agropecuaria (CPA) Comandante Pinares, única de su tipo en la Isla de la Juventud, exhibe hoy una realidad bien diferente a la de hace tres años atrás cuando estuvo casi al desaparecer.

En plena cosecha de tomate con la cual inició la campaña de procesamiento en la industria. Foto: Yuniesky La Rosa Pérez

El indeseable marabú que infestaba sus fértiles tierras dio paso a cultivos como el tomate, la calabaza, el melón… Por supuesto, no fue obra de la casualidad ni propiciado por un toque sutil de varita mágica, es el resultado de un duro bregar de hombres decididos a transformar la situación y hacer producir la tierra.

Tildado de loco por quienes no conocen su capacidad para dar vuelta a un panorama adverso, Runiasky Mayo García, presidente de la CPA, ha demostrado junto a su equipo integrado por Brian, Ramón “Tito” y Andrés, que con voluntad y deseos de trabajar todo es posible.

Runiasky asegura que el hombre que trabaja cosecha resultados. Foto: Yuniesky La Rosa Pérez

Hoy da gusto contemplar lo plantado que se extiende hasta donde la vista alcanza, allí tienen 17 hectáreas (ha) sembradas de tomate, de ellas nueve ya en producción para la industria, mientras las restantes ocho son de un tomate un poco más nuevo.

También tienen 15 ha de calabaza, entre 14 y 15 de melón, dos de ají pimiento y pretenden sembrar una caballería de boniato y alrededor de dos o tres de yuca.

Pero para llegar hasta aquí hubo que desafiar un camino bien espinoso. Satisfechos de cuanto han hecho, pero convencidos de que pueden hacer más.

¿Cómo lo lograron?: “Las tierras estaban sucias –recuerda Mayo García– llenas de marabú y poco a poco fuimos limpiando con los tractores. Fue un reto y a la vez una oportunidad porque estas son buenas, así que vinimos y comenzamos a guapear. En el primer año cogimos un poco de melón, calabaza, boniato y algo de tomate.

“Ya en el segundo conseguimos casi todo lo que tenemos ahora, sin embargo la sequía nos afectó y además sembramos tarde porque los recursos escasearon, el combustible por ejemplo estuvo muy limitado, hicimos el mayor esfuerzo, pero al final no pudimos. Aun así no nos dimos por vencidos, volvimos este año con más energía y mire los resultados”.

El tomate de aquí es uno de los que mejor se ha visto en la actual campaña, así lo aseguró Daniel Rodríguez Parra, delegado de la Agricultura en el territorio, en un recorrido reciente de las máximas autoridades del Municipio por las áreas de varios productores.

“Lo he tratado con excreta, un poco de agromenas y algo de fórmula. Por primera vez sembré la variedad Elbita y se ha dado muy bueno. Con anterioridad había plantado otras variedades como el Radiante, buen tomate, pero el año pasado hizo mucha sequía.

“En La Habana conversé con varios campesinos y me dijeron que el Elbita aunque es tardío es muy bueno y lo mejor es su acoplamiento a la Isla”.

El presidente de la CPA intercambia con las máximas autoridades del territorio a pie de surco. Foto: Yuniesky La Rosa Pérez

Para Runiasky constituye un orgullo ser uno de los artífices en lograr la transformación exhibida hoy en la CPA. “Nadie pensó que esto podía suceder, he dado todo en la cooperativa, quien me conoce sabe que junto a mis compañeros con uñas y dientes damos la vida día a día, dicen que el hombre que trabaja cosecha resultados y nosotros trabajamos duro.

“Es difícil pero lo conseguimos. Ante las dificultades y carencias nos preparamos sicológicamente en busca de alternativas y apreciar hoy el resultado de tanto esfuerzo, nos da satisfacción.

“Cuando me hice cargo de la CPA no quedaban asociados, solo Brian que era el vicepresidente e incluso la económica tuve que rescatarla y ahí está batallando con nosotros”.

A pesar de lo conquistado, Runiasky y sus hombres no se conforman y tienen planificado limpiar más de estas áreas, que aún puebla el molesto arbusto espinoso, con el propósito de poseer más tierra nueva para sembrar y con ello continuar impulsando la producción de alimentos para el pueblo, prioridad del campesinado cubano.

Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *