Guerra contra morador indeseable

Achatina fulica es uno de los más recientes moradores del Consejo Popular Sierra Caballos que radica al este de la capital pinera y aunque no sobrepasan de 20 los encontrados aquí, las autoridades de Salud Pública y de la Agricultura lo consideran huésped indeseable.

Por eso iniciaron acciones para eliminar los nuevos ejemplares que puedan encontrarse y recaban el apoyo de la población.

Foto: Diego Rodríguez Molina

Al calor de esos esfuerzos la médico de familia del consultorio seis de Sierra Caballos, ubicado en calle 13 entre 28 y 26, Kirey Fonte González, junto a la enfermera y líderes de los Comités de Defensa de la Revolución y de la Federación de Mujeres Cubanas, realizó un debate acerca de los peligros del también llamado caracol gigante africano, registrado en la lista de las 100 especies dañinas más invasivas del mundo, y considerado el principal vector del nematodo causante de Meningoencefalitis Eosinofílica en humanos.

Foto: Diego Rodríguez Molina

En el callejón del chivo, a pocos metros de los patios donde se encontraron varios caracoles, la joven doctora puntualizó que los pobladores deben considerar al gigante africano como muy peligroso, pues además de la referida enfermedad, trasmite la microvirosis abdominal, e insistió que ambas son de alto riesgo.

Afirmó la necesidad de estar alertas y evitar cualquier contacto físico con el molusco. Explicó que ese caracol es muy vistoso y como los niños suelen jugar con los animales, convocó a estar pendientes de que esto no ocurra.

Orientó que quien halle uno con rasgos parecidos, debe llamar al policlínico Juan Manuel Páez Inchausti: 46326439 o al consultorio: 46322044, así como al Centro de Higiene, Epidemiología y Microbiología.

Agregó que en caso de hacerse imprescindible, usar guantes de goma, poner el animal en una bolsa de plástico y echarle sal común o cal (ambas sustancias son mortales para el invasor) y luego esperar a que los especialistas lo entierren, pues debe hacerse alejado de las fuentes de agua potable para impedir contagio.

Respondió a varias inquietudes de los vecinos e insistió en que es, además, muy dañino para los cultivos (sobre todo cítricos, coco, plátano, arroz, hortalizas y plantas ornamentales), con alta resistencia a las variables ambientales, elevado potencial reproductivo e impacto muy nocivo en la flora y fauna nativas, para desplazar a los caracoles originarios.

Explicó que como en otros vectores, la higiene y la vigilancia son los mejores antídotos, por eso instó a mantener las labores de saneamiento, permanecer alertas ante la proliferación de la plaga, y chequear de forma sistemática patios y jardines.

Mencionó como los factores que influyen en la presencia del molusco las lluvias, acumulación de basura y la humedad y señaló que para evitarlo son imprescindibles la higiene y su eliminación.

Isla de la Juventud Salud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *