¡Gracias cubanos, qué viva Cuba!

La enfermera Yaniuska Rigores Pérez integra la brigada Henry Reeve que combate la COVID-19 en otras latitudes y honra el Día Internacional de la Enfermería, celebrado cada 12 de mayo

9:00 p. m., el teléfono de la enfermera suena, la llama su madre por videollamada. Al instante, siente los fuertes aplausos que provienen desde las viviendas aledañas a su casa, el estrepitoso agradecimiento que a diario se genera en los barrios cubanos, escucha a sus vecinos de Atanagildo Cajigal exclamar su nombre con algarabía…y se sienta a llorar. Ella está lejos de Cuba pero su corazón sigue acá.

Foto: Cortesía de la entrevistada

Yaniuska Rigores Pérez forma parte de la brigada Henry Reeve que se encuentra

desde hace más de un mes en Santa Lucía, un pequeño país insular del Caribe, donde atiende a pacientes positivos a la COVID-19 en el hospital Victoria, principal centro de salud allí.

La licenciada de 40 años, con otra experiencia de colaboración médica en su haber, comenta que el recibimiento allí fue muy acogedor por las principales autoridades del país y agradecieron a Cuba y a Fidel el gesto humanitario de la brigada compuesta por 114 especialistas.

Cuéntanos acerca del trabajo que realizan contra el nuevo coronavirus

Foto: Cortesía de la entrevistada

“Fui ubicada en el hospital Victoria, (donde solo se atienden pacientes con problemas respiratorios) directamente con los casos positivos, que han sido 19 los reportados, de estos 18 ya están de alta y ahora queda uno ingresado (jueves, siete de mayo).

“Contamos con todos los medios de protección y buenas condiciones. Trabajamos en conjunto con los nacionales, con los cuales tenemos buenas relaciones, aunque el idioma sea lo más difícil porque mezclan el inglés con el creole, pero nos adaptamos a sus protocolos de trabajo y costumbres. Son personas educadas, inteligentes y sienten mucha admiración por los cubanos.

“Me levanto bien temprano los días de turno y mis primeros pensamientos son para mi hija y mi madre. A las seis y media de la mañana, después de desayunar, espero el bus para el hospital y allí recibo la sala junto al especialista nacional. Solo sientes el sonido bien alto de la ambulancia. Trabajo con cuidado, pero segura de lo aprendido en años y del curso recibido antes de salir de Cuba”.

¿Has sentido miedo?

Foto: Cortesía de la entrevistada

“Sí, pero se te quita cuando sabes que estás luchando por la vida de alguien. Cuando tuve que atender por primera vez un caso positivo sentí miedo hasta de vestirme, pero al momento me centré e hice mi labor. Al principio estaban presentes otras personas para ayudarte y revisar que estuvieses lista y entrar contigo a la sala. Ahora ya no sucede así, entro sola, me siento segura y conozco los procedimientos”.

¿Extrañas a tu familia?

“Mis pensamientos están siempre dirigidos a mi familia, mis hermanos, sobrinos, mi madre e hija. También a mis compañeros que al igual que yo están en la primera línea enfrentando esta situación a diario, mis pacientes de la sala de Hemodiálisis en el hospital general docente Héroes del Baire y mi hermano médico que está al frente del Policlínico uno. Por suerte me comunico con mi familia a diario”.

¿Sientes orgullo por la labor que realizas?

“Estoy súper orgullosa de lo que hago y de saber que para mi hija soy ejemplo. Siento un gran compromiso. Aquí en esta isla del Caribe agradecen mucho nuestra ayuda y se expresan muy bien, en los lugares adonde vamos dicen: ¡Gracias cubanos, qué viva Cuba!”

Un mensaje al pueblo de la Isla

“Cuídense y cuiden a los demás, lávense mucho las manos, no toquen sus ojos, la nariz y boca, no salgan de casa y si lo tienen que hacer usen el nasobuco y tomen las medidas preventivas. Esto pronto acabará. Un abrazo grande a todos, pronto nos veremos”.

COVID-19 Isla de la Juventud Isla de la Juventud Salud
Colaboradores:

One Reply to “¡Gracias cubanos, qué viva Cuba!

  1. Felicidades a esta guerrera del siglo XXI . Continúa brindando lo mejor de ti los que te queremos y admiramos sabemos que tú puedes. Fuerzas y adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *