Estados Unidos quiere demorar la derrota del bloqueo en ONU (+ Video)

El Canciller cubano Bruno Rodríguez ofrece declaraciones a la prensa en Nueva York. Foto: Prensa Latina.

El canciller cubano, Bruno Rodríguez, aseguró hoy que el Gobierno de Estados Unidos, en su voluntad de crear mayores tensiones e incrementar la hostilidad, pone obstáculos a la próxima votación en ONU contra el bloqueo.

Según dijo ante una pregunta de Prensa Latina, Wahington en sus intentos de incrementar la hostilidad contra Cuba no ha tenido límites en crear dificultades a la Asamblea General, que es un órgano internacional, universal y democrático de Naciones Unidas.

En ese sentido, explicó que el Departamento de Estado norteamericano originalmente presentó hace unos días un texto de ocho párrafos de enmiendas al proyecto de resolución “Necesidad de poner fin al bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos contra Cuba.”

Pero luego aviesamente dividió ese documento en ocho enmiendas separadas que someterá mañana a análisis en la Asamblea General de la ONU, añadió.

Todo esto persigue el propósito evidente de crear un pretexto para endurecer el bloqueo y tratar de presentar la ilusión de que hay apoyo internacional a esa política, apuntó Rodríguez.

De tal forma, agregó, la delegación norteamericana busca disturbar, consumir tiempo, crear confusión y dificultar la adopción de la resolución que pide el fin del bloqueo contra Cuba.

Las enmiendas presentadas por Estados Unidos tienen el objetivo de cambiar la naturaleza de la resolución que se opone al bloqueo, con énfasis en la aplicación extraterrritorial del mismo, detalló Rodríguez.

En lugar de esto, dijo, Estados Unidos quiere convertirla en una resolución que contenga ataques contra Cuba en el ámbito de los derechos humanos, lo cual es totalmente injustificado.

Cuba ha presentado este proyecto de resolución en los últimos 26 años y, esta vez, Estados Unidos persigue obstaculizar la adopción de la resolución, y disimular así “la violación masiva flagrante y sistemática que sufre el pueblo cubano, que es precisamente la aplicación del bloqueo”, consideró.

La delegación norteña obliga a la Asamblea General de la ONU a pronunciarse sobre ocho documentos de enmiendas, todos agresivos contra Cuba, todos manipuladores de la causa de los derechos humanos y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, denunció el canciller.

Según expuso, hay otros órganos y otras instancias de la ONU en que sería apropiado tener una conversación en materia de derechos humanos.

A diferencia de años anteriores, en la sesión de la mañana del miércoles se producirá el debate en la Asamblea General acerca de la resolución presentada por Cuba, y se escucharán los discursos de los grupos de países y Estados miembros.

La votación sobre el proyecto de resolución que pide el fin del bloqueo se realizará el jueves, porque en lugar de facilitar un acto de votación breve como en años anteriores, el Departamento de Estado norteamericano busca alterar el proceso y analizar ocho enmiendas diferentes, subrayó el canciller.

“Tenemos la seguridad de que las enmiendas serán rechazadas y que la resolución recibirá un apoyo abrumadoramente mayoritario, como ha ocurrido en el pasado”.

En las próximas horas, volverá a ponerse a prueba la creatividad de la resistencia cubana. #Cuba librará otra batal… https://t.co/6HIt2CxK34

En video, las declaraciones del Canciller cubano

¿Cuál es la maniobra de Estados Unidos?

El martes 22 de octubre, Estados Unidos comenzó a circular ocho enmiendas a la resolución de condena del bloqueo.

La promoción del documento fue denunciada por Rodríguez, quien condenó la táctica disuasiva, ya que el escrito busca cambiar el espíritu de la resolución de condena al bloqueo.

El mecanismo de la inclusión de enmiendas a las resoluciones es común en la práctica del organismo internacional, independientemente de que se vote a favor o en contra de ella, pero sólo con intenciones de realizar sugerencias o mejorías.

La nación norteamericana intentó aplicar el mismo método en noviembre de 2006, pero ese año se aprobó una moción contraria a las proposiciones perseguidas por EE.UU.

La Agenda de Desarrollo del 2030 y los derechos humanos

Las enmiendas al texto cubano, introducidas por la delegación estadounidense, se refieren especialmente a la Agenda de Desarrollo Sostenible para el año 2030, así como a los temas de derechos humanos.

En esta última materia, la Revolución Cubana se enorgullece de sus logros en los campos de salud, educación, deporte, cultura y participación política.

Por esta razón, los ataques en la Agenda de Desarrollo son contradictorios, al tratarse de uno de los pocos países que superó las expectativas de las metas de Desarrollo del Milenio y que se encuentra en una posición inmejorable para alcanzar las del año 2030.

Retórica de resoluciones rechazadas por la Asamblea General y el Consejo de Derechos Humanos

Las propuestas de enmiendas presentadas en esta ocasión utilizan contenidos de antiguas resoluciones desechadas por el Consejo de Derechos Humanos y la Asamblea General, ya que no tuvieron apoyo en el pasado.

Esto, con la intención de ofrecer pretextos para profundizar su cerco contra la isla, lo que fue rechazado por el canciller cubano.

Cuestión de moralidad

“Si el Gobierno de EE.UU. quiere llevar a discusión en Naciones Unidas la aplicación de los Derechos Humanos en relación con las metas de Desarrollo Sostenible, podemos hacerlo. Diga dónde y cuándo”, señaló Rodríguez, quien criticó la falta de moral estadounidense para señalar a Cuba en estos temas.

“Es aberrante la separación de niños de escasa edad de sus padres y su encarcelamiento en jaulas”, refirió el diplomático sobre la política de “tolerancia cero”, impulsada por la administración de Donald Trump.

EE.UU. es de las pocas naciones que no respaldan la Convención para la protección de los migrantes, ni la Convención de los Derechos del Niño, y es el único país que se manifiesta en contra del derecho a la alimentación.

Instar a la comunidad internacional a que cambie su voto

El ministro de Exteriores cubano se refirió a un documento circulado por el subsecretario adjunto del Departamento de Estado de EE.UU., Gonzalo Gallego, que busca disuadir a los países miembros de ONU sobre el voto que emitirán el próximo 31 de octubre en la Asamblea General.

El canciller cubano calificó el texto de “hipócrita y desvergonzado”, pues asegura, entre otras cosas, que el objetivo de la política estadounidense es apoyar al mismo pueblo que bloquea, al tiempo que busca derrotarlo a costa del hambre y la desesperación.

Encubrimiento al bloqueo

La nueva maniobra política de EE.UU. va dirigida a justificar el bloqueo que castiga a la población cubana, apuntó Rodríguez. Se trata de una “maniobra con fines propagandísticos, para manipular la opinión pública”, añadió.

Durante 26 años consecutivos, la Asamblea General mostró un rechazo abrumador y mayoritario hacia el bloqueo estadounidense, una política obsoleta de los tiempos de la Guerra Fría, cuyas regulaciones se aplican de forma extraterritorial y dañan a otros países.

Disposición al diálogo en condiciones de igualdad y respeto mutuo

“Reiteradamente Cuba ha planteado disposición a debatir con EE.UU. sobre cualquier tema, incluido los derechos humanos, pero solo lo hará desde bases de absoluta igualdad soberana, sin sombra alguna para nuestra independencia”, añadió.

Rodríguez recordó que la diplomacia cubana se basa en principios.

“Cuba tiene una política exterior de principios, históricamente fundamentada, que obedece al mandato de nuestro pueblo y que nuestra diplomacia se honra en representar”, señaló el ministro Rodríguez.

El canciller se refirió a los sucesos del pasado 16 de octubre en la sede de la ONU en Nueva York, donde se llevó a cabo un acto anticubano organizado por la nación norteamericana.

El Canciller cubano Bruno Rodríguez ofrece declaraciones a la prensa en Nueva York. Foto: Prensa

Mundo
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *