Enseñanza, aprendizaje, resistencia y victoria

Así calificó la etapa de lucha contra la COVID-19 Zunilda García Garcés, presidenta del Consejo de Defensa Municipal y primera secretaria del Comité Municipal del Partido
Foto: Gerardo Mayet Cruz

Confiesa cuánto anhela como mujer llevar vestido, saya y zapatos altos. Hace más de tres meses viste de botas y uniforme verde olivo los siete días de la semana. El asedio e inesperada irrupción del nuevo coronavirus SARS-CoV-2 en la tranquilidad del terruño hicieron a Zunilda García Garcés, primera secretaria del Comité Municipal del Partido Comunista de Cuba, tomar las riendas de la compleja situación que se avecinaba.

Desde entonces, la también Presidenta del Consejo de Defensa Municipal no ha tenido espacio para el descanso. Las intensas jornadas fueron, para quien es además, hija, madre y esposa, sinónimo del duro trabajo de un pueblo unido en pos de alcanzar el bienestar común.

Luego de haber transitado por tales circunstancias ¿cómo valora la respuesta dada por los pineros frente a la COVID-19?

Ha sido excepcional, sobre todo por los jóvenes, quienes siguen demostrando, con la guía de la Unión de Jóvenes Comunistas, que son dignos de estos tiempos y continuidad de la Revolución socialista.

Asimismo, la Federación de Mujeres Cubanas (FMC), los Comités de Defensa de la Revolución, la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, la Central de Trabajadores de Cuba (CTC) con sus sindicatos y la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños manifestaron su valía en los instantes más difíciles.

Ahí está la principal victoria y la obtuvimos, por su apoyo y participación, pero también por la resistencia del pueblo, incluso los niños se comportaron muy bien, como héroes.

¿Cuál fue el momento más difícil en esta batalla, luego de activarse el Consejo de Defensa Municipal (CDM)?

Debo destacar la importantísima labor realizada en las zonas de defensa y la unidad de acción de los distintos factores en ellas, lo cual contribuyó sobremanera al éxito en este combate.

Cada segundo fue complejo. Considero que algunas situaciones nos marcan más, por ejemplo, la inicial; no teníamos ni idea que ya había trasmisión aquí y comenzar con un fallecido era una prueba de fuego.

Mantuvimos la esperanza de un resultado negativo, al confirmarse lo contrario fue muy duro. Debíamos entonces empezar de verdad a entender la llegada de la pandemia a la Isla de la Juventud y a partir de ahí desplegar las medidas pertinentes.

De igual forma, cuando tuvimos compañeros graves en la sala de Terapia, era impactante informar al pueblo de personas en un estado que tal vez no podrían rebasar.

Felizmente la grandeza del Sistema de Salud Pública aquí  y en Cuba nos llevó a un positivo final. Los médicos evidenciaron cuán bien preparados están; salvar vidas fue su reto y lo superaron.

Constantes recorridos realizó el CDM por comunidades y colectivos. ¿Cuánto le trasmitieron y qué enseñanzas deja esta experiencia al trabajo del Partido?

El vínculo con el pueblo constituye una herramienta vital para los dirigentes. Nos sirvieron, en lo fundamental, para conocer las insatisfacciones y recomendaciones de los pineros sobre qué más  podíamos hacer desde la dirección del Municipio; en tanto nosotros les decíamos qué queríamos y necesitábamos de ellos.

Cada detalle ha sido importante para el éxito, desde la participación de las personas, el protagonismo de la juventud y las organizaciones de masa, cuyo funcionamiento era muy cuestionado y a raíz de estos intercambios y demás acciones desarrolladas el pueblo conoció mejor para qué están las organizaciones de masa y cuál es su misión.

En tal sentido, debemos destacar la responsabilidad adquirida por los mensajeros en la atención a grupos vulnerables, las donaciones voluntarias de los campesinos a los centros de aislamiento, así como la labor de los combatientes de las instituciones armadas al frente de mantener la tranquilidad ciudadana. Considero esas las principales cuestiones de las que más hemos aprendido.

Por otro lado, la CTC y los sindicatos lograron el correcto manejo y tratamiento a los trabajadores liberados de sus funciones durante la referida etapa por ser madres de niños, poseer características vulnerables o ser mayores de edad; y de quienes se mantuvieron activos, ellos también forman parte de esos héroes anónimos.

Las enseñanzas han sido muchas, en lo personal, son las mismas legadas por el Comandante en Jefe, para quien el vínculo con la base, la masa, el pueblo… siempre llevará a mejores resultados, en este caso pudimos involucrar a la mayoría en los procesos más trascendentales del territorio en ese período.

Ello fue y es la principal herramienta del quehacer del Partido. Como bien ha dicho el Presidente de la República –Migue Díaz-Canel Bermúdez–, queda expuesto una vez más que existe un Partido que guía y un Gobierno que transforma y resuelve las problemáticas del pueblo. Solo con esa unidad indisoluble se pueden lograr estas victorias, esa es la mayor enseñanza que le ha aportado este tiempo al Partido en la Isla de la Juventud.

Además de la unidad, que mucho contribuyó al triunfo en esta batalla, ¿qué otros pilares pudiera mencionar?

La disciplina y resistencia del pueblo; sin ellos tres no hubiésemos logrado la unidad de acción para, en tan poco tiempo, detener la trasmisión de la pandemia en el Municipio.

¿Cómo califica la etapa y qué mensaje le deja al pueblo?

Una etapa de enseñanza, aprendizaje, resistencia y victoria. En cuanto al mensaje sigue siendo de resistencia y disciplina; pudimos enfrentar la pandemia y podremos superar la venidera crisis global generada por  esa enfermedad. Ahora el principal reto es lograr la soberanía alimentari,a para lo cual tenemos muchas fortalezas.

Queda involucrarnos más en los programas priorizados por la dirección del país en función de satisfacer, porque realmente lo necesita, demandas de la población como la construcción de viviendas, el programa de ahorro energético y el combate contra la corrupción e ilegalidades.

Por eso se impone hacer un llamado a participar más en el autoabastecimiento territorial, imprescindible para soltarnos de las costosas importaciones. Para ello contamos con la tierra, el agua y revolucionarios comprometidos a sembrar y alcanzar ese imperioso propósito.

Más de 80 días sin reportar nuevos casos lleva la Isla. ¿Qué representa transitar hasta este momento la tercera fase de la etapa de recuperación posCOVID-19?

Recibimos la tercera fase con alegría y beneplácito, pues de cierta manera permite llevar una vida normal. Fueron extendidos los horarios de las actividades recreativas e incluidas otras restringidas hasta ese momento.

Sin embargo, aún se encuentra limitado el traslado desde y hacia la isla grande, Cuba, una fortaleza de hecho, pues es menor la probabilidad de entrada de alguien infestado. No queremos revivir una etapa tan difícil como la de hace un tiempo atrás.

Llegar a este punto es importante, como lo son, además, las indicaciones del Presidente cubano, las cuales nos empeñamos en cumplir, a la vez que nos enfocamos en revitalizar la economía.

Debemos no solo resistir y enfrentar la crisis mundial, sino también avanzar en lo orientado como parte de la Estrategia Económico-Social para el impulso de la economía, que sabemos es lo que necesita y merece el pueblo pinero.

Tras un primer semestre tan complejo, ¿cuáles son las misiones de los pineros en lo que resta de año?

Enfrentaremos un semestre complicado, serán percibidas las consecuencias de una economía deteriorada tanto en el mundo, como en la nación cubana y el Municipio. De ahí que llamamos a los pineros a sumarse a la producción de alimentos, pues si hoy no empezamos, sembramos y criamos, probablemente mañana no tendremos. Esa es la exhortación mayor.

Disímiles motivaciones tenemos. En pocas horas estaremos celebrando el aniversario 42 de la proclamación del nombre de Isla de la Juventud, desde las comunidades como sucedió en el inicio del verano y el Día de los Niños.

Asimismo, convocamos a celebrar con alegría el aniversario 94 del natalicio de nuestro invicto Comandante en Jefe Fidel, el próximo día 13, y el 23 el aniversario 60 de la FMC, reconociendo el cometido de las mujeres en esta batalla inédita.

Luego estaremos inmersos en los preparativos para la continuidad y terminación del interrumpido curso escolar e inicio del nuevo período lectivo en noviembre, las actividades por los 60 años de los CDR el 28 de septiembre y en octubre la conmemoración del aniversario 150 de la llegada de José Martí a la entonces Isla de Pinos, con una significación enorme por haber tenido aquí el privilegio de contar con la presencia física del Apóstol.

El colofón será el 190 de la fundación de Nueva Gerona, para lo cual se alistan la inauguración de obras, trabajos productivos, movilizaciones, galas, variadas iniciativas, también desde la cultura para celebrar como lo merecen nuestra capital y los pineros.

Estaremos de igual manera pronunciándonos en saludo al Primero de Enero, en otro aniversario del triunfo de la Revolución. Todo ello junto al recién celebrado 26 de Julio nos lo hemos ganado y lo regalamos a nuestro líder indiscutible, Fidel Castro, quien tanto luchó por la Isla que hoy tenemos.

De conjunto estas acciones las cumpliremos para llegar al 8vo. Congreso del Partido en mejores circunstancias, sobre las bases de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución y de la Conceptualización del Modelo Económico y Social Cubano de Desarrollo Socialista.

Ese constituye otro desafío importante donde debemos involucrarnos todos para, con el empuje del movimiento popular Atrévete a ser más, hacer de esta Isla un lugar más bonito y próspero, con nuevas metas cumplidas y con la Isla que, aun en momentos complejos, necesitamos y soñamos los pineros.

Batalla Inédita Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Socioculturales en la Universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *