En favor del sano vuelo de las palomas

Una de las principales preocupaciones de los 17 miembros de la Federación Colombófila de Cuba en la Isla de la Juventud es la salud de sus palomas, de ellos como seres humanos y de sus coterráneos.

Foto: Víctor Piñero Ferrat

Conscientes de la importancia de mantener las medidas de higiene para que sus atletas estén en excelente forma para protagonizar dentro del sector de las comunicaciones procesos trascendentales en el país si fuera necesario, ven con buenos ojos las visitas de control y ayuda realizadas por Gustavo Fernández Piedra, médico veterinario oficial de la Federación, con 18 años de trabajo y quien brindó sus consideraciones acerca de los cuidados en la crianza de los animales.

“La Sociedad en el Municipio es de las más jóvenes del país y por ello desde hace algún tiempo, trabajamos en el asesoramiento e instrucción de los colombófilos de Nueva Gerona y del reparto Juan Delio Chacón.

“Tratamos temas como la aplicación de medicamentos, los tratamientos y la utilidad de cada producto entregado.

“Revisamos algunos palomares. En visitas anteriores realizamos exámenes coprológicos y dejamos instrucciones, luego los repetimos y ahora estamos acá para constatar cómo se encuentran las aves, con buena higiene, la adecuada, aunque falta por hacer.

Las palomas de los colombófilos pineros participan en múltiples competencias y obtienen resultados relevantes, lo cual muestra preocupación por su forma óptima. ¿Qué opina? 

“Sí, es un hecho y quiero destacar que un gran por ciento provienen de La Habana, la delegación de mayor experiencia de Cuba; esto quiere decir, que desde el punto de vista genético son buenos ejemplares los que adquieren los pineros, pero no debemos olvidar que la actividad la componen ellos como atletas y sus propietarios tienen más del 50 por ciento porque son responsables de sus cuidados y entrenamientos. Considero importante esa preocupación.

¿Cuáles son las enfermedades que más inciden en la mortalidad?

“Hay enfermedades claves como la coccidia que provoca diarreas y que los animales bajen de peso. Es frecuente debido a la humedad y el calor, por eso hay que observarlas y puede controlarse. Además, tenemos la coriza infecciosa, tiene que ver con el estrés y es como el catarro en el humano, favorecen su presencia las condiciones climatológicas locales.

“Existen las parasitarias, pero las de mayor causa de mortalidad son las virales, que pueden erradicarse con la vacunación, ahora mismo están controladas, aunque no contamos con la vacuna. Nos referimos a la paramixovirus.

“Otra que transita silenciosa es la Salmonelosis, presente en muchos palomares, por lo que tratamos de que los dueños tomen mayor conciencia y así conserven sus atletas, no los estén cambiando e introduciendo nuevos y que extremen medidas para evitar la contaminación; es una afección bacteriana con alto índice de mortalidad.

“En este tema quiero hacer énfasis en una preocupación y está relacionada con la mal llamada enfermedad de las palomas. Siempre les digo a las personas que los colombófilos mueren de longevos y no enfermos por causa de esos animales. Quisiera aprovechar esta oportunidad para repetir que la colombofilia es una actividad controlada en la cual cada propietario posee una licencia sanitaria y si no cumple con los requisitos no puede criar y también rinde un informe a su delegación provincial o municipal en este caso.

“La Criptococosis se presenta en humanos inmunodeprimidos por lo que cualquier individuo en esa condición puede ser atacado por ella u otro agente. Para que el hongo de este género se encuentre en un palomar las condiciones higiénicas deben ser pésimas. Él llega al ambiente exterior producto a las esporas que se despiden al mover las capas de excreta y son inhaladas. Pero incluso, puede estar en las excretas de las palomas que no padecen la enfermedad, igual que en una cueva de murciélagos…

“En todo el país realizamos este tipo de campaña y el propio colombófilo es quien ayuda al control de los llamados buchoneros ayudando, instruyendo, facilitándoles muchas veces los medicamentos a sus dueños y explicándoles por qué se presentan las patologías.

“La verdad, nos ha dado muy buenos resultados; por ejemplo, en la actualidad en Ciudad de La Habana hay una mayor conciencia colombófila por decirlo de alguna manera porque los dueños por tal de tener sus palomas sanas, cuidan las de al lado.

“Cuando se da un caso de Criptococosis suena mucho porque es fulminante y los síntomas son muy relevantes, pero igual le digo, es un caso en cinco millones. Qué sucede, estos animalitos tienen muchos detractores, pues todas las personas no saben diferenciar a las mensajeras de los buchoneros y siempre las asocian a problemas con los muchachos, de salud y suciedad en las azoteas. Tenemos que ser reales, sí existen dificultades con las callejeras, se dan robos, accidentes… y todo eso influye en que se vean de forma negativa.

¿Cuáles son las condiciones ideales para su crianza?

“Un palomar bien orientado, de constitución seca, buena ventilación, con agua y fundamentalmente que mantenga la higiene. La limpieza debe realizarse una o dos veces al día. Estamos considerando la cifra de hasta 80 para la entrega de medicamentos y alimentos, pero por lo general se tienen 150 o 200.

“Está el denominado espacio vital. Los palomares tienen cinco o seis divisiones distribuidas entre machos, hembras, pichones, un lugar para el almacén, otro para los reproductores y en cada una de ellas, de alrededor de un metro y medio por esa misma medida, se alojan 20. Ya el hecho de violar ese espacio se considera como hacinamiento y es una de las principales causas de enfermedades.

¿Cómo establecen el asesoramiento?

“Desde hace varios años tratamos de establecer en ellas al menos un médico veterinario por delegación. Lo logramos en Matanzas y Santiago de Cuba, pero no ha sido posible en el resto por lo que accionamos más como Federación para el asesoramiento.

“Nuestra clínica y el laboratorio radican en Centro Habana. Poseemos un área de cuarentena; brindamos varios servicios como muestreos parasitológicos, entre otros, y coordinamos entre cada delegación y Labiofam para la compra de medicamentos.

“Vendremos de forma sistemática a controlar las condiciones; tenemos la certeza de que irán mejorando porque los afiliados tienen interés en la crianza y entrenamiento. Les dejamos productos para accionar más rápido y los teléfonos. Queremos que se sientan atendidos, nos consulten y que sus atletas gocen de buena salud.”

 

Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez
Yojamna Sánchez

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *