REUNIÓN DE CONSULTA POPULAR

Ellos hicieron valer sus criterios

La consulta popular del Proyecto de Constitución es otra muestra de democracia
Foto: Gerardo Mayet Cruz

La indeseable plaga de mosquitos ocupó antes que los vecinos de La Caoba, perteneciente al Consejo Popular Juan Delio Chacón, el improvisado escenario, pero ni los molestos insectos ni el sofocante calor impidieron que el pueblo, ese poseedor del poder decisor del futuro de este país, expresara públicamente lo que al su parecer debería ser cambiado, anulado o añadido en la Carta Magna.

En la reunión de consulta popular no hubo dudas en lo referido a los títulos, capítulos y artículos, su enfoque o forma de redacción, más bien los planteamientos se centraron en manifestar su desacuerdo con el artículo 68 del capítulo III contenido en el título IV Derechos, deberes y garantías, debatido con mayor fuerza y en el cual los pobladores explicaron con sobrados argumentos su negativa a aceptarlo y de la boca de Alejandro Rojas salió la siguiente reflexión:

“De aprobarse eso a la larga va a traer problemas porque si mi hijo o hija es homosexual y no estoy de acuerdo con eso, cuando alcanza la mayoría de edad tiene derecho a la convivencia en mi casa. Entonces como quedo yo si esa es mi casa, de mi propiedad”.

Ricardo Torres
Foto: Gerardo Mayet Cruz

Tampoco a los ojos del sesentón Ricardo Torres es válida la modificación que se propone de legalizar el matrimonio entre dos personas con aptitud legal para ello, por lo que esgrimió su preocupación. Tampoco lo aprueba Guillermo Mu.

Otros artículos fueron objeto de intervenciones, en lo específico el relacionado con la edad para dirigir y el que aborda lo concerniente a la edad de jubilación de mujeres y hombres. En ese sentido Julio Contreras es del criterio que es el pueblo quien debe decidir la permanencia o no de una persona en un cargo pues “ese hombre sale de la base, va ocupando varias responsabilidades y si llega a ser presidente considero que es poco tiempo para que gane en experiencia. Si goza de prestigio, sabe guiar y está “ranqueao” como sinónimo de probado, debe seguir. El cubano está diseñado para un solo Gobierno y un solo Partido, Así fue con Fidel y Raúl”.

Élida Vega aboga porque se retome la jubilación a los 55 años para las mujeres y 60 los hombres pues la población está envejecida y hay muchas personas que no se sienten con fuerza para continuar por problemas de enfermedad como es su caso.

Ricardo, Guillermo, Julio y Élida hicieron valer su voluntad, sabedores de que son los protagonistas del ejercicio democrático que vive Cuba hoy, pero podrían haber sido muchos más y esa es la idea, que todos hablemos, que demos nuestro criterio para que el texto constitucional sea verdaderamente salido del pueblo. Que lo estudiemos, lo leamos y releamos. Su elaboración debe ser colectiva para así lograr que nuestra Ley de leyes sea eficaz y genuina.

Otras de la Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez
Yojamna Sánchez

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *