El señorío de las patadas voladoras: Alba es bicampeón mundial

0520-ralba.jpg

La Habana, 20 may (ACN) Alba estaba ausente en los pronósticos de Taekwondo Mundial (TM), el santiaguero carecía del favoritismo de los estudiosos, ni de lejos pensaban en él, pero el superpesado de 25 años solo detuvo el embate al ganar su segundo cetro mundial.

TM, organización rectora del deporte de las patadas voladoras, aseguraba que la división de más de 87 kilogramos (kg), la más espectacular, sería dominada este domingo por el surcoreano Kyo-don Ly, el nigerino Abdoul Issoufou y el azerí Radik Isaev.

Kyo-don, líder del escalafón mundial, ambidiestro y muy rápido; Issoufou, subcampeón olímpico en Río de Janeiro 2016 y titular mundial en Corea del Sur en 2017; Isaev, monarca en Río de Janeiro, todos en forma y con excelentes físicos.

Sin embargo, el propio Kyo-Don cayó por marcador 9-16, en cuartos de final ante el cubano, quien antes había arrasado por superioridad de 20 puntos al croata Vedran Golec.

La ruta invicta fue de cinco peleas, en la Manchester Arena, en Gran Bretaña.

Pocos deportes en un país pueden presumir con un bicampeón mundial en sus filas en activo, además de otros medallistas del orbe y un bronce olímpico.

Disciplinas legendarias en Cuba,  como el boxeo, la lucha y el atletismo, tienen ese privilegio en sus exponentes actuales.

En la vigente selección nacional de taekwondo, además de los dos oros mundiales de Alba, Glenhis Hernández (73 kg) tiene otro, en tanto, Yania Aguirre (49 kg), Yamisel Núñez (53 kg) y Robelis Despaigne (más de 87 kg) tienen bronce universal, metal que Despaigne también logró en las Olimpiadas de Londres 2012.

También hay múltiples títulos panamericanos y centroamericanos y del Caribe en los integrantes de la escuadra cubana, heredera de peleadores como Ángel Valodia Matos, campeón olímpico en Sidney 2000.

Cuba Deporte
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *