El Lácteo produciendo

Foto: Víctor Piñero Ferrat

La UEB láctea Cristóbal Labra, en La Fe, perteneciente a la Empresa Productora de Alimentos Isla de la Juventud, también se ajusta a las medidas de ahorro del país en aras de no detener la producción de diversos surtidos derivados de la leche y garantizarlos con la máxima eficiencia requerida en esta coyuntura.

José Antonio Barzaga Ramírez, su director hace dos años, precisa acerca de este centro alto consumidor de energía: “A pesar de la contingencia energética cumplimos la indicación del país diversificando la producción, elaborando leche saborizada de soya con sabor chocolate, requesón y dulce leche, tres productos aparte de los 18 renglones que fabricamos.

“Entre las propuestas productivas para cumplir con la energía –a presentar a la empresa– están: comenzar más temprano la producción de helado con el fin de evitar el horario pico y terminar alrededor de las cuatro y media de la tarde, siempre antes de las cinco para todas las elaboraciones, así como adelantar las de los fines de semana para que el domingo solo trabaje en la UEB el recibidor de leche, pues se recoge diario. Esto es ajustándonos a la contingencia y las medidas de ahorro.

“Otras cuestiones en revisión son los locales de la unidad, que estén herméticos para que el aire acondicionado no tenga escape y sea menos el gasto en el horario permitido de su encendido, al igual que el de las lámparas y su consumo.

“Tenemos garantizado el combustible para la recogida de la leche y el de distribución se está dando cada semana, una cifra que pone el Grupo Empresarial, se la da el Gobierno. Tuvimos que reorganizar las rutas hacia las 22 bodegas a abastecer y la recogida en ese momento del vacío, pues antes se acopiaban las cajas de la leche y el yogur al otro día”.

El directivo agregó que han sido paralizados los carros menos eficientes o se han reubicado en las rutas más cortas; de las luces solo se dejan las imprescindibles y en lugares estratégicos para la protección.

“La UEB láctea tiene hoy todas las condiciones aseguradas, tanto la materia prima como los portadores energéticos para producir”, subrayó Barzaga Ramírez.

“¿Dónde llevamos una batalla campal? En el tema de los salideros de agua, por tratarse esta de una estructura muy vieja, así evitamos el gasto de energía con el constante encendido de la turbina.

“Esas son las variantes hasta el momento, no obstante, estamos sujetos a las indicaciones diarias del Grupo Empresarial y la empresa. Cada  mañana a las ocho hacemos un consejo energético y participamos también en el que se realiza a nivel de empresa los viernes, donde adoptamos decisiones, se informan los kW consumidos, el combustible de los carros, el gasto real, lo que se habilitó y cuánto queda en tanque”.

Isla de la Juventud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *