Disfrutar cada carrera es la mayor motivación

La oportunidad de disfrutar de la aventura, el reto que significa ver cuán lejos y rápido puedes llegar disfrutando el recorrido, conociendo nuevos y atractivos sitios, compartir durante la carrera con amigos, han cautivado a Dylan García Aponte, Ingeniero Informático y profesor de esa especialidad en la universidad Jesús Montané Oropesa.

Dylan durante la travesía de los 50 km apoyado por su novia. Foto: Yuniesky La Rosa Pérez

Confiesa que las carreras de largo aliento le atraen por la particularidad de poner a prueba la capacidad humana para vencer grandes distancias. Por supuesto, preparar el físico y lograr dicho empeño no se consiguen de la noche a la mañana, requieren de una ardua, esmerada y precisa preparación.

Para Dylan todo comenzó a sus 25 años, cuando junto a su padre empezó a correr de ocho a diez kilómetros (km) una vez a la semana. “Poco a poco –destaca– fuimos incrementando la distancia y nos insertamos en competencias, al punto de comprometernos más”.

Ocho años después, mientras ejecutaba su habitual rutina en la pista de atletismo del Rodeo Viejo, conoció al profesor de la especialidad Stanley Rodríguez, quien entrenaba allí a sus atletas. “Me acerqué, le pregunté acerca de la posibilidad de incorporarme a sus entrenamientos y me aceptó aun sin conocer mis condiciones.

“A partir de ahí trabajamos juntos hasta que integré de manera oficial al equipo Social de Fondo de Atletismo de la Academia de Deportes Múltiples”.

Asegura que los ejercicios son intensos, sobre todo por la edad a la cual comenzó. “El primer año fue muy duro, experimenté dolores que nunca antes tuve en las piernas, pensé que no iba a poder continuar. En las noches no dormía bien a causa de las molestias y los calambres, pero estudié el tema y poco a poco desaparecieron.

“Debido a mi profesión trabajamos solo en las tardes, seis veces a la semana, de dos a tres horas, con mucha seriedad, pues casi no me he saltado un entrenamiento durante estos cuatro años consecutivos. Las rutinas más fuertes son las series de velocidad que pueden ser hasta 20 km en intervalos a ritmos altos para mí.

“Con el tiempo hemos mejorado y nos proponemos objetivos más ambiciosos. Lo que fue entrenar para solo poder lograr las distancias se convirtió en hacer mejores tiempos, luego aumentar el trayecto –ahora a 42 km– y buscar un buen ranking en la categoría de mi edad.

“Mi motivación es seguir corriendo y clasificar dentro de los tres primeros de mi categoría en las competencias. He participado en varias carreras; en las de la Isla he conseguido un segundo y un tercer escaños.

“De igual manera he corrido tres veces en el Marabana, en los 21 km del Cacahual y la maratón de la Farola de 30 km en montaña. También dos veces en las maratones de Varadero (21 km),  en la de Moa de montaña (15 km), entre otras.

“En la mayoría me acompaña mi novia Arlety García García, quien participa y disfruta conmigo esos eventos deportivos. Me he deleitado a plenitud, sin importar los resultados, pues para mí lo esenciales participar”.

Dylan ha incorporado a otros amigos a este ejercicio, son los casos Leonardo Carlos Guerra Suárez y Ariel Fernández Santos, ellos además de entrenar y competir juntos, constituyen un apoyo fundamental en este proceso. “En las carreras largas cuando uno de ellos no puede correr acompaña en bicicleta, animando y ayudando con el agua”.

Recientemente García Aponte desafió la distancia de 50 km, un reto más que sumó a su expediente. “Al estar entrenando para los 42 km surgen nuevas metas, la de los ultramaratones.

“Los 50 km tuvieron muchas sensaciones, momentos donde me sentí alegre, con fuerza y eufórico por el reto, pero luego de los 25 km llegó el agotamiento y comenzó la batalla mental, desde ese instante dejé de correr con las piernas para hacerlo con la voluntad. Al final puedo decir que mesentí bien, al terminar mantenía los deseos de volver a intentarlo, incluso de aumentar la distancia”.

Otras de las buenas experiencias ha sido la carrera de Cross Country de diez kilómetros en saludo al Día Internacional de la Mujer organizada junto a Arlety y la universidad. Este evento se ha realizado en cuatro ocasiones; en una oportunidad participó la recordista cubana de maratón y gloria del deporte en Cuba, Emperatriz Wilson.

“Lamentablemente por la situación sanitaria actual que atraviesa el país no se efectuaron el Marabana ni la maratón de Varadero, yo estaba listo para los 42 km, no pudo ser esta vez, pero nos mantenemos entrenando para futuros desafíos”, concluyó.

Deporte Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

2 Replies to “Disfrutar cada carrera es la mayor motivación

  1. Mis felicitaciones a Dylan un garn corredor y una gran persona, he tenido la oportunidad de compartir en las Lomas de Banao acá en Sancti Spíritus, un saludo desde el yayabo y de toda la tropa del Cuban Trail Team

  2. Me alegra mucho que se publique este tipo de actividades que enlazan los mejores esfuerzos por la autosuperación con el amor por la naturaleza. Gracias por el acompañamiento, ojalá en nuestro territorio se pueda incentivar la realización de carreras populares de larga distancia, con participación masiva. Es un sueño que algunos deseamos y una apuesta por la salud y el disfrute.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *