De cumpleaños está la Casa

Foto: Marianela Bretau Cabrera

De niña recuerdo la alegría de formar parte del movimiento artístico de la Casa de la Cultura de nuestra comunidad, La Fe. Ensayar una y otra vez la puesta teatral o el baile con diferentes ritmos tradicionales satisfacía a todos los pioneros que conformábamos parte del quehacer de los instructores de arte que nos arrancaban del alma ese artista que llevamos dentro.

Han pasado muchos años desde entonces y hasta de local cambió,  antes radicaba en la actual Iglesia católica en el centro del parque santafeseño y ahora ocupa el lugar donde fuera el Cine del poblado, pero no importan los cambios, años y dificultades, la Casa sigue latiendo y atrayendo en su 38 aniversario.

DESARROLLO CULTURAL COMUNITARIO

“La institución realiza un trabajo sistemático todos los fines de semana, en dependencia de las manifestaciones artísticas y los grupos etarios, lo cual incluye distintos y diversos espacios fijos que una vez al mes se realizan en la propia sede y en otros sitios puntuales de los barrios”, expresó Alexander Matamoros Ponce, programador de la misma.

Y puntualizó: “Tenemos las Peñas Con mi barrio, donde confluyen todas las artes, la Trovarte, perfilado más hacia la música y el teatro, Aquí sí suena del movimiento de artistas aficionados de la Asociación Cubana de Limitados Físico Motores (ACLIFIM), la literaria Al lado del camino y Música en tu voz, la cual se disfruta en las ferias agropecuarias de La Fe dos veces al mes, entre muchísimas más opciones de la Casa”.

Más de 16 espacios fijos que reflejan el desarrollo y el talento artístico desde y para la comunidad, así como las actividades programadas para las zonas aledañas, además de los talleres de apreciación en las diferentes modalidades de arte en los que influyen la captación de aficionados sin importar la edad, constituyen hoy el bregar de una Casa de la Cultura más añosa y experimentada.

La directora, de este también centro docente, Yunelkis Vázquez Jiménez subraya acerca del amplio radio de acción, que hasta Cocodrilo llegan como brigada a través del espacio itinerante Somos Arte y las disímiles extensiones comunitarias que realizan en localidades como Julio Antonio Mella, la Tumbita, entre otras.

Foto: Marianela Bretau Cabrera

“Tenemos muy buenos resultados en festivales y eventos a nivel municipal y hemos reforzado las acciones con las instituciones, existe una mayor vinculación con el Hogar de ancianos, el materno, las escuelas, principalmente. Además contamos con un movimiento de danza bien fuerte”, puntualizó Vásquez Jiménez, quien es graduada de instructora de arte.

No obstante, reconoce que aún falta mucho por hacer y de las dificultades que actualmente sobrellevan como el déficit de fuerza técnica, dígase instructores, en las áreas de literatura, teatro y artes plásticas, las cuales tienen un solo especialista, dificultando el desarrollo de captaciones y formación.

ONOMÁSTICO FELIZ

Ya suman 38 años de la existencia de esta Casa, la del pueblo, donde todos podemos ser artistas y recibir a cambio el aplauso agradecido. Son más de tres décadas de trabajo cultural comunitario, enmarcado este año en el 40 aniversario del Sistema de Casas de Cultura a nivel nacional.

Una gala de homenaje sucedió en el portal de la institución, donde el público pudo deleitarse con un espectáculo variado que incluyó la presentación de las unidades artísticas Milenio, Miles de ritmo, Impacto juvenil (las tres de danza), así como el poeta y escritor Leonid Ávila, solistas e invitados, además del reconocimiento a aquellos aficionados con más de 10 años en el movimiento artístico de la Casa.

Engalanada para seguir creciendo en cultura y arte comunitario, hoy se encuentran enfrascados en los ensayos de las distintas comparsas a presentarse en las venideras Fiestas Pineras, donde su protagonismo es esencial en aras de preservar tradiciones sociales y culturales.

Para ello las comparsas Alegría otoñal, conformada por personas de la tercera edad y miembros de la ACLIFIM y Estrellitas nacientes, constituida por los más pequeños, cumplen en estas Fiestas 20 y 15 años respectivamente, bajo la dirección de los instructores Micaela (Leticia) Castañeda Sánchez y Danancy Marín Carbonell.

Son más de tres décadas haciendo de una Casa el lugar de todos los artistas del barrio, donde podemos crear y mostrar nuestro arte.

Foto: Marianela Bretau Cabrera
Cultura Isla de la Juventud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *