Coto al ciber acoso y fortaleza en telecomunicaciones

La reciente salida del Decreto Ley No, 35, De las Telecomunicaciones, las Tecnologías de la Información y la Comunicación y del Uso del Espectro Radioeléctrico, y la Resolución 105, Modelo de Actuación Nacional para la Respuesta a Incidentes de Ciberseguridad ha generado un criterio común en la sociedad y es que a raíz de los sucesos del 11 de julio y otros que se venían dando por años en la red de redes ya urgía una ley para poner coto a situaciones que en ella se dan.

Por otro lado la población cubana ve con bueno ojos que en la Gaceta Oficial se contemplen documentos normativos que expongan el derecho y el deber del control del ciber espacio cubano que tiene el Estado.

La buena noticia del justo accionar de la nación en materia de Seguridad y Defensa Nacional tiene como centro la existencia de  sanciones a aquellos que utilizan ese escenario para mentir, difamar, ofender y otros malos procederes de los que han sido víctimas innumerables personas, dirigentes y nuestro país y en certera consonancia con los planes de agresión a Cuba por parte de los Estados Unidos, que dicho sea de paso utiliza el ciberespacio de forma ilegal para este fin.

Como difusión dañina contempla el documento legal “la difusión a través de las infraestructuras, plataformas o servicios de telecomunicaciones /TIC, de contenidos que atentan contra los preceptos constitucionales, sociales y económicos del Estado, incite a movilizaciones u otros actos que alteren el orden público; difundan mensajes que hacen apología a la violencia, accidentes de cualquier tipo que afecten la intimidad y dignidad de las personas”.

El ciberterrorismo y otras cuestiones relacionadas con el uso de internet comprenden también la normativa cuyo propósito es garantizar, a través de la gestión de incidentes de ciberseguridad, la prevención, detección y respuesta oportuna ante posibles actividades enemigas, delictivas y nocivas que puedan ocurrir en el ciberespacio.

Por otro lado y muy a tono con las transformaciones que tienen lugar en el ámbito digital, el Decreto-Ley No 35, que viene a otorgar una mayor coherencia y ordenamiento del marco regulatorio existente según Wilfredo López Rodríguez, director de Regulaciones del Ministerio de Comunicaciones, define el derecho soberano de defensa en la utilización del espectro radioeléctrico,  que se gestiona de manera eficiente para su utilización en el mayor despliegue de los servicios de las telecomunicaciones.

Entre sus buenas nuevas expone la concepción de la sociedad digital igualitaria y la generalización de servicios públicos fundamentales, en la era de internet que vivimos, para los cubanos como son las telecomunicaciones, tecnologías de la información y la comunicación.

Contrario a lo que algunos manifiestan con la primera de estas leyes no se prohíbe en Cuba la libertad de expresión en las redes sociales. Vivimos momentos en que a la guerra de ideas, un bloqueo sin precedentes con notables efectos en la conectividad a internet y la informática se unen los ciber ataques cada vez más frecuentes por lo que se defiende en ella como en el Decreto-Ley No 35 los derechos de los ciudadanos y los constitucionales como la igualdad, la privacidad y el secreto de las comunicaciones.

Isla de la Juventud Opinión
Yojamna Sánchez Ponce de León
Yojamna Sánchez Ponce de León

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *