Con ojos del corazón rechazan ley espuria

Foto: Gerardo Mayet Cruz.

Con un enérgico rechazo al Título III de la espuria, injerencista y extraterritorial Ley Helms-Burton de 1996, inició la asamblea de balance de la Asociación Nacional del Ciego de Cuba (Anci) en la Isla de la Juventud.

“No puede existir entendimiento con quienes quieren imponernos un engendro jurídico para destruir la Revolución y quitarnos los talleres especiales donde ganamos el sustento, los hospitales, consultorios, escuelas…”, argumentaron en el plenario, donde no faltaron las  palabras solidarias con el hermano pueblo de venezolano, bloqueada con saña por el gobierno de Trump.

En el teatro de la sede del movimiento obrero se pasó revista a la gestión de la Anci en los últimos tres años y entre los planteamientos de los 60 delegados, en representación de los 365 asociados con discapacidad visual (ciegos y baja visión), estuvo el que la Empresa Viajeros Nacional autorizara la compra desde aquí de los dos pasajes de regreso Habana-Gerona.

Durante el intercambio, presidido por Julia Gastón Chacón, vicepresidenta nacional de la Anci y otros funcionarios, versaron otras formulaciones acerca de la posibilidad de incluir en los estatutos el aumento de la cotización a un peso anual por cada asociado, de desarrollar acciones dirigidas a conseguir bastones con mayor calidad y gestionar la adquisición de gafas oscuras, junto a incentivar la rehabilitación comunitaria e individual a los afiliados, incrementar los rehabilitadores en el Municipio y que el Ministerio del Trabajo y la Seguridad Social evalúe la factibilidad de rebajarles la edad de jubilación por el deterioro físico que sufren.

Figuraron entre las más de 20 intervencioneslas dificultades existentes con las barreras físicas en el entorno, la asignación de teléfonos y la falta de capacidad en algunos lugares, la necesidad de que a las personas con discapacidad les asignen cocinas de inducción o les bajen el precio del gas licuado liberado, la no siempre prioridad recibida en unidades de servicios, unido a la rotura de las computadoras del aula de Informática.

Luego de aprobarse el informe y las proyecciones de trabajo para la próxima etapa, eligieron por el voto directo y secreto el nuevo Secretariado compuesto por siete miembros, al frente del cual fue ratificada Damary Fonseca Reyes, presidenta de la Asociación aquí.

También eligieron los delegados al VIII Congreso de la Anci, que se celebrará del primero al cuatro de diciembre del año en curso con el lema: Por la inclusión conquistando un futuro sin barreras.

Los delegados pineros fueron: Ana María Chapotín González (delegada directa), Jesús Javier García González, Orestes Peña Revoredo y Damary, quienes coincidieron con ser propuestos precandidatos al Consejo Nacional de la Anci.

La Vicepresidenta nacional de la Anci felicitó a los presentes por la calidad de la reunión y anunció que la filial de la Isla había sido seleccionada para recibir un Reconocimiento por su trabajo.

Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *