Cepal: rostro de una región diversa e integrada

Foto: Archivo Granma

Cuba recibe la herencia de una Cepal que se ha consolidado como patrimonio de América Latina y el Caribe y, a sus 70 años, continúa mirando al desarrollo, no con cualquier enfoque, sino con uno humanista que contempla el acceso a la educación y a la salud, así como a mecanismos para el empoderamiento de las mujeres y el protagonismo social de los distintos grupos.

 

De ese modo se comprendió durante la jornada de este miércoles en el capitalino Palacio de las Convenciones,  cuando tuvo lugar la presentación del proyecto de trabajo del sistema de la Comisión Económica para la América Latina y el Caribe (Cepal) hasta el 2020, periodo en el que Cuba asume como presidente pro témpore.

En el encuentro, Raúl García-Buchaca, secretario ejecutivo adjunto para la administración y análisis de programas de la Cepal, precisó que el objetivo general es promover el desarrollo económico, social y ambientalmente sostenible de la región a través de la cooperación, las investigaciones aplicadas y el análisis comparativo de los procesos de desarrollo.

Durante este periodo (2018-2020) se analizarán las tendencias actuales y emergentes en las nuevas tecnologías, mercados y bioeconomía, teniendo en cuenta las oportunidades que ofrecen estas esferas para la adaptación y respuesta al cambio climático y el futuro de la agricultura en la región, precisa el proyecto del programa de trabajo del sistema de la Cepal, aún en consulta por parte de los Estados miembros.

Más tarde, en el mismo marco del XXXVII Periodo de Sesiones del organismo, fue presentado el informe de las actividades de los órganos subsidiarios de la Cepal y de los resultados de otras ­reuniones intergubernamentales organizadas por el orga­nismo desde el periodo anterior.

Con la presencia de la secretaria ejecutiva de la Cepal, Alicia Bárcena, y la del ministro de Comercio Exterior y la Inversión Extranjera de Cuba, Rodrigo Malmierca, en la presidencia del panel, se detuvieron en las estrategias relacionadas con la cooperación Sur-Sur, la cooperación horizontal,  y la eliminación de la pobreza multidimensional, el cambio climático, y la desigualdad y  la defensa de una economía sostenible.

Ana Olivera, viceministra de Desarrollo Social de Uruguay, se refirió a la reciente conferencia regional sobre la mujer, que tuvo lugar en el Hotel Nacional de La Habana.

Resaltó el homenaje que se le hizo, en ese contexto, a Vilma Espín, la primera directora de esa conferencia que desde 1977 contribuye a impulsar el adelanto sustantivo de las mujeres latinoamericanas y cari­beñas.

Cuba
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *