Caravana de solidaridad

Foto: Cortesía de Islavisión

Continúa la solidaridad dejando su estela indisoluble entre los pineros en momentos en que extender el brazo trasciende más allá del acto cotidiano que distingue a los nacidos en la mayor nación del Caribe.

La actual situación que atraviesa el país con el suministro de combustible, como consecuencia del recrudecimiento del cerco económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de Estados Unidos, pone a prueba de manera constante la hermandad que une a millones de cubanos y la respuesta siempre es la misma, el fortalecimiento de la unidad.

Era sábado, 19 de octubre, el reloj a punto de marcar la 1:00 p.m. y en la parada central enclavada en calle 39 A entre 45 y 47, alrededor de 200 personas aguardaban con cierta tensión el turno de la una de las rutas 431 con destino a La Fe y 439 rumbo a La Demajagua.

Se acercaba el crucial momento y de pronto, como un rayo de sol que se filtra por la hendija de la ventana, aparecieron 12 vehículos estatales, diez autos ligeros y dos camiones, para trasladar de forma gratuita a los pobladores hacia sus zonas de residencia.

De los dos centenares de ciudadanos 140 iban para La Fe, por ello aprovecharon la docena de medios para mover a ese personal. Priorizaron las mujeres, niños, ancianos e impedidos físicos en los carros ligeros, mientras los demás viajaron en los camiones.

El resto de los congregados en la parada y cuyo destino era La Demajagua, fueron beneficiados con el ómnibus correspondiente al cual se le adicionó otro como refuerzo. Al final la parada quedó vacía y felizmente todos llegaron a su destino en un día y hora complejos para trasladarse.

En total participaron medios de nueve entidades: Construcción y Mantenimiento a Inmuebles, Servicios Básicos de la Salud, Industrias Locales, Farmacia y Óptica, Poder Popular y las direcciones municipales de Transporte, Educación, Cultura y Salud Pública.

La feliz iniciativa se pudo concretar gracias a la propuesta del Consejo de la Administración Municipal que solicitó a las direcciones de esas entidades, ahorrar del poco combustible asignado para apoyar la transportación de pasajeros en un momento determinado.

Finalmente se acordó acometer la iniciativa el sábado, por ser este un día difícil para moverse fuera de Nueva Gerona y sobre todo por ser un tema de alta sensibilidad para la población, que expresó su satisfacción y agradecimiento ante ese gesto, que una vez más enaltece la calidad de los valores humanos de los cubanos.

 

Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *