Campesinos en proceso por superiores metas

Foto: Yoandris Delgado Matos

Analizar el cumplimiento de los objetivos del XII Congreso de la Asociación Nacional de Agricultores Pequeños (Anap), el funcionamiento de las organizaciones de base, ingreso de nuevos asociados, vigilancia campesina, enfrentamiento a la subversión, trabajo con los jóvenes y las mujeres, rescate de la historia y la producción de alimentos, entre otros, son temas que desde este seis de enero en la Cooperativa de Créditos y Servicios (CCS) Jesús Menéndez de La Demajagua, discute el campesinado pinero.

Milián Pérez Domínguez, presidente de la Anap en la Isla de la Juventud, destacó que las 17 asambleas de balance se extenderán hasta el 31 del mes en curso, en las cuales, además de evaluar la labor en cada una las estructuras de base durante el 2020, constituye el escenario ideal para reafirmar el compromiso de continuar impulsando la producción de alimentos para el pueblo.

Ese fue el sentir de los asociados en ese encuentro de la CCS Jesús Menéndez, quienes durante el 2020 a pesar de la compleja situación sanitaria por la covid-19, se mantuvieron a pie de surco y adoptaron las medidas preventivas sin dejar de producir.

En la etapa enfrentaron también las limitaciones con insumos, fertilizantes, semillas, combustible, como resultado de la crisis mundial por la pandemia y el recrudecimiento del bloqueo yanqui, no obstante los guajiros impusieron su voluntad y respondieron con alternativas como los medios biológicos, agromenas, tracción animal, abonos orgánicos, lombricultura, parte de las tradiciones campesinas con resultados.

Los integrantes del colectivo lograron cumplir al 109 por ciento con la venta de ganado mayor al matadero con un peso promedio por animal de 351 kilogramos. La entrega de leche quedó al 98,37 por ciento y concretaron 127 toneladas (t) de frutales, 78 de viandas, 77 de hortalizas, 33 de granos y 2,66 de miel, mientras en el autoabastecimiento se llegó a 20 libras per cápita de 30 concebidas.

Asimismo, se resaltaron las muestras de solidaridad y humanismo de los campesinos, materializada en más de 50 toneladas de diversos productos donadas durante la covid-19.

Igualmente trabajaron fuerte en el sistema de denuncia que incidió en la disminución del hurto y sacrificio de ganado mayor.

El presente año arrancó como terminó el anterior, con carencias similares, sin embargo han conseguido un incremento en las producciones a partir de prepararse mejor. Este será uno de los principales retos para cumplir. Respecto a ello Daniel Rodríguez Parra, delegado municipal de la Agricultura, insistió en la disciplina como indispensable para los resultados.

Convocó a aprovechar más la tierra deficientemente explotada y continuar identificando a los productores de avanzada para potenciar la entrega de recursos hacia quienes obtienen mejores rendimientos y deciden programas.

Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *