¡Ay, se fue la luz!

Fermín Molina Alfonso, director del Despacho de Carga. Foto: Yesmani Vega Ávalos

No pocas quejas han llegado a nuestra redacción debido, según apreciaciones de algunos de los más de 30 000 clientes existentes en la Isla de la Juventud, a cierta inestabilidad con el servicio eléctrico.

Antes de adentrarnos en el tema resulta importante plantear que la Isla de la Juventud tiene una capacidad instalada distribuida en ocho unidades generadoras de fuel oil de tecnología MAN y tres MTU (diesel), a lo cual se suman el parque eólico Los Canarreos, tres parques fotovoltaicos, dos unidades de biomasa forestal; así como la planta modernizada que se ubica en el polo turístico Cayo Largo del Sur.

Vale destacar, además, la disponibilidad de unos 1 200 kilómetros de líneas que llegan hasta lugares apartados de la ciudad de Nueva Gerona, de las cuales solo el 15 por ciento están soterradas, por lo cual la gran mayoría se encuentran expuesta a los embates de agentes externos y eventos climatológicos.

Tales inquietudes nos hicieron llegar a la Empresa Eléctrica, donde Fermín Molina Alfonso, director del Despacho de Carga, manifestó que el Tiempo de Interrupciones al Usuario (TIU), en lo que va de año se comporta “a lo históricamente habitual”.

Al respecto, informó: “La afectación más severa e inusual fue en el mes de abril, pero el TIU se comporta por debajo de lo previsto hasta la fecha, o sea, como promedio a cada cliente le ha faltado el servicio unas 8,7 horas, cuando habíamos planificado 9,4.

“Ahí no solo entran las averías presentadas en líneas u otros dispositivos con los cuales trabajamos sino también con labores de mantenimientos o mejoras planificadas; por lo que en estos últimos meses han sido más frecuente las fluctuaciones en los repartos Nazareno, Sierra Caballos, Saigón y La Fe”.

Molina Alfonso manifestó que el plan establecido para el tiempo promedio de atención a quejas es de tres horas y media, el cual muestra un comportamiento favorable, al resolvérsele el problema al usuario antes de lo previsto.

“Hasta el 11 del mes en curso de las 184 quejas recepcionadas, unas 120 han sido atendidas, las restantes no procedieron, ya sea por haberse solucionado antes de intervenir o porque la irregularidad no le compete a la entidad”.

El directivo enfatizó que este tiempo, donde imperan las elevadas temperaturas y las adversidades de la naturaleza, es más proclive a las averías o la ocurrencia de puntos calientes; no obstante, en la empresa se adoptan las medidas para garantizar con eficiencia tan importante servicio, no solo para los pobladores sino también para el progresivo desarrollo de la Isla.

Más información en voz de Fermín Molina Alfonso:

 

Foto: Archivo

 

 

Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *