Yayi: una violeta del Comercio

Sonríe y centra la mirada en su pecho, que esta vez luce la Distinción Fernando Chenard Piña, por su extensa y valiosa trayectoria laboral durante más de 20 años ininterrumpidos en el sector del Comercio, la Gastronomía y los Servicios, cuyos trabajadores celebran cada cuatro de febrero su día.

Entre los que la merecieron estaba Raidelina Savón Prevot, conocida en el gremio y por allegados como Yayi, quien sobrepasa una década siendo administradora del céntrico Mercado Industrial La Violeta, ubicado en el Paseo Martí.

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Mientras realizo las coordinaciones para la entrevista pienso en ese arduo bregar, de cara a los consumidores, de esta mujer exigente y responsable, pero con alma noble y sonrisa que contagia, anima e impulsa, tanto así que su unidad figura entre las mejores del ramo aquí.

Al Comercio llegó cuando laboraba como “seño” en círculos infantiles, mas “debía buscar una ocupación con mejor horario para poder atender a mis dos niñas; entonces me enteré que buscaban dependientas para los Mercados Artesanales Industriales. Estos recién comenzaban en el país, me presenté, pasé las pruebas y… desde ese momento laboro en La Violeta, mi único centro laboral en el sector”.

La conversación transcurre de manera diáfana y amena. Aunque cierta timidez por momentos se apodera de ella, no deja de hablar de sus avatares por este mundo de vidrieras, artículos diversos y clientes que le impuso retos como el de graduarse, ya en plena faena y siendo madre, como técnico medio y llegar a desempeñarse como auxiliar de Contabilidad y luego administradora, al ser promovida para la Unidad Básica.

“Me gusta mi trabajo; es difícil lidiar con público, pero durante estos años he aprendido que sí se puede satisfacer a los consumidores, incluso, a pesar de las limitaciones y los escasos abastecimientos; el secreto se encuentra en brindar siempre la mejor respuesta y atención.

“En ocasiones las personas no comprenden bien el porqué de determinadas decisiones o de la falta de un producto, sin embargo nosotros no debemos cansarnos de explicar, ser transparentes, aportar la información adecuada, la razón por la cual no hay, cuándo debe llegar…

“Al entrar al establecimiento de inmediato seguimos los pasos requeridos para venderlo lo antes posible y así los consumidores no tienen que esperar tanto.

“Regular la venta es una manera de proteger a la población pinera, sobre todo con respecto al aseo; siempre se despacha una cifra limitada en pos de que alcance la mayor cantidad de consumidores.”

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Yayi comentó acerca de las gestiones que realiza la empresa para la contratación de productos de fabricación nacional y local en aras de contribuir con la permanencia de estos en el mercado y poder paliar las dificultades con los abastecimientos, satisfacer las necesidades de los pobladores e incrementar las ventas.

“Como unidad se nos está dando la posibilidad de hacer contrataciones con minindustrias que produzcan artículos y posean la documentación en orden”.

Para Raidelina, Yayi, ni el Comercio ni la satisfacción del cliente son metáforas, al contrario, constituyen de esas realizaciones que enaltecen la vida de los seres humanos y, en especial, la de las mujeres que antes andaban relegadas al fogón. Por eso, muy a pesar de las insatisfacciones, se siente plena y orgullosa del camino escogido hace más de 20 años.

Isla de la Juventud
Karelia Álvarez Rosell
Karelia Álvarez Rosell

Licenciada en Defectología en la Universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo con más de 30 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *