Vilma, siempre nos acompaña

Foto: Internet

En una de sus visitas a la Isla de la Juventud, Vilma Espín Guillois, Heroína de la República de Cuba, recorrió la Empresa de Cerámica, y la directora al final del trayecto le reveló que no era fácil llevar el cargo, la crianza de los hijos y los trajines de la casa.

Le puso la mano en el hombro y dijo: “¿Cómo no lo vas a hacer?, nosotras somos capaces de eso y mucho más. Aquí pueden realizar cosas maravillosas y la cerámica es muy linda y de un gran valor de uso”, así me lo contó la extinta Aracelys Silva Salazar, hija de este pueblo que captó rápido el mensaje y en lo adelante trabajó con más visión y entrega en un lugar donde imperaba la fuerza de trabajo femenina.

La impresionó su dulzura, sensibilidad y cómo trataba de elevar la autoestima de las mujeres; en el intermedio de las reuniones en La Habana le preguntaba por la familia y hablaba acerca de Raúl, de los muchachos, pues las dos criaban cuatro hijos: tres hembras y un varón.

Foto: Internet

El actuar de Vilma estaba en concordia con la educación recibida en su hogar, en Santiago de Cuba, donde nació el siete de abril de 1930. Sus padres José Espín y Margarita Guillois educaron a sus seis hijos con la influencia de sus propios ejemplos de austeridad y valores éticos, sin ningún tipo de barrera por el origen social, racial o religioso de las personas.

Cursó la primaria, secundaria y en 1948 se titula de Bachiller en Ciencias. Al ingresar en la recién creada Universidad de Oriente atesoró la amistad de Asela de los Santos, alumna de la carrera de Pedagogía, y ella cursaba Ingeniería Química.

Ambas integraron la Federación Estudiantil Universitaria Oriental (FEUO) y participaron, siempre delante, en las manifestaciones de la Universidad por las calles santiagueras.

En la Casa de Altos Estudios sobresalió como solista de la Coral Universitaria, dirigida por el italiano Juan Viccini, en el grupo de danza y la eligieron capitana del equipo de voleibol; llegó a ser un modelo para sus condiscípulos.

El diez de marzo de 1952 cuando Fulgencio Batista dio el golpe de estadorecibió la noticia estando en clases; lo sucedido fue el despertar de su conciencia y el asalto al cuartel Moncada en su ciudad marcó el inicio de una etapa intensa de lucha revolucionaria.

No se inmutaba ante peligro: lo demostró como combatiente en la insurrección urbana con el nombre de guerra Deborahbajo las órdenes de Frank País García en especial durante el alzamiento del 30 de noviembre de 1956,en apoyo a los expedicionarios del yate Granma; luego pasó al Ejército Rebelde en la Sierra Maestra,convirtiéndose en guerrillera del Segundo Frente Oriental Frank País.

A partir del triunfo de la Revolución en 1959 fue conductora principal de las acciones políticas y estatales para materializar el acceso pleno de la mujer a sus derechos.

Este siete de abril se cumplen 89 años del natalicio de la  presidenta fundadora de la Federación de Mujeres Cubanas, mujer excepcional que con un profundo sentimiento de justicia consagró  su existencia a defender los legítimos derechos por la plena igualdad de la mujer cubana, Latinoamérica y del mundo, ella siempre nos acompaña y la mejor manera de honrarla es con la unidad y trabajando por el presente y futuro para seguir adelante.

Historia Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *