Vilma, inolvidable sonrisa

Junto a Celia, Vilma sonríe y nos atrapa con su sencillez. Foto: Internet

Si existe algo verdaderamente inolvidable de Vilma Espín Guillois es su hermosa sonrisa. Su temple de guerrera y combatiente clandestina fue también de los mejores atributos que este 18 de junio, cuando se cumplen 13 años de su desaparición física, recordamos como si aún estuviera entre nosotros.

La evoco así, sonriente siempre, con esa capacidad inigualable para alcanzar propósitos y con la cual logró conquistar los derechos que las cubanas de estos tiempos disfrutamos y enarbolamos ante el mundo.

Quisiera haberla conocido como lo hicieron las abuelas que hablan de ella con el orgullo de las agradecidas por quien supo cumplir promesas, sobre todo porque fundó la Federación de Mujeres Cubanas para agruparlas y hacerlas más fuertes todavía.

Tal vez la distancia entre su generación y la mía no me dejó conocerla mejor, pero a pesar de ello la admiro, en especial por su empeño en hacer de las féminas cubanas incansables luchadoras y defensoras de sus derechos.

Vilma acompañada de su esposo Raúl Castro e hijos. Foto: Internet

Hoy Vilma continúa estando presente en cada obra con sello de mujer… en el campo, en la ciencia, la cultura, el deporte y hasta en la valentía que miles de cubanas multiplican desde los más asequibles hasta recónditos lugares, donde se enfrentan a la COVID-19.

Y vuelve su sonrisa, de ilusión de adolescente, de novia enamorada, de amiga entrañable, de madre comprensiva, de mujer encantadora…la sonrisa que nos devuelve –en tiempos complejos sacudidos por una pandemia– la esperanza al pueblo que tanto la quiere.

Isla de la Juventud
Casandra Almira Maqueira
Casandra Almira Maqueira

Licenciada en Estudios Socioculturales en la Universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *