Villena: tan poeta como revolucionario

Rubén Martínez Villena era el primer hijo varón de una familia culta y en Alquízar, actual Artemisa, donde nació el 20 de diciembre de 1899, recibió una educación esmerada y polifacética; por ello pudo amar, escribir versos y jugar a la pelota con igual vehemencia que asumió la causa revolucionaria.

Refieren los historiadores que su destino lo marcó una predicción cuando viajaba de niño en un tren con su padre, Luciano Agustín Rogelio Martínez Echemendía, maestro de profesión, y se encontraron con el General Máximo Gómez, quien le dio su bendición, gesto interpretado como un vaticinio de un futuro brillante.

Lo cierto es que ese muchacho rubio, delgado, de ojos claros y agudos, graduado de Derecho en 1922, desde muy joven irrumpió en la escena política cubana al encabezar la Protesta de los Trece protagonizada,  junto a otros intelectuales, el 18 de marzo de 1923.

Villena tuvo el privilegio de ser secretario de Don Fernando Ortiz, ordenar parte de su papelería y ofrecer sus aportes al Código Civil Cubano; de él aprendió a ser un buen analista político; ingresa en el primer Partido Comunista de Cuba en 1927 y ese mismo año suscribe el manifiesto del Grupo Minorista.

Martínez Villena organiza nacionalmente la rebeldía popular y dirige la huelga general revolucionaria que en agosto de 1933 derroca la dictadura de Gerardo Machado, a quien llamó “asno con garras” y ya Julio Antonio Mella lo había calificado “Musolinni Tropical”. Aunque el tirano huyó el pueblo no pudo tomar el poder por la manipulación del imperialismo yanqui.

Para entonces ya Rubén, con solo 34 años, agonizaba víctima de la tuberculosis pulmonar –fumaba mucho–, falleció en La Habana el 16 de enero de 1934 y al cabo de 85 años la figura del intelectual revolucionario representa un paradigma para los jóvenes por la huella indeleble de amor a la Patria que dejó a su paso por la vida.

Historia Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

One Reply to “Villena: tan poeta como revolucionario

  1. Mi adorada Escuela Pedagógica en La Demajagua, Isla de la Juventud, donde me hice maestro, llevaba el nombre de Rubén Martínez Villena, a él le escribíamos poemas y hasta montamos una obra de teatro llamada “El joven Rubén” con la dirección artística del talentoso dramaturgo, actor y profesor de teatro Jesús Rueda, que ahora no sé dónde está, le perdí el rumbo en Camagüey, con esa obra obtuvimos el primer lugar en el Festival Municipal y vinimos hasta Santiago de Cuba al Festival Nacional.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *