Vigentes Maceo y Che

Maceo y Che, figuras excepcionales cuyos valores e ideales tienen plena vigencia, nacieron  un 14 de junio, pero en siglos y países distintos.

El Mayor General del Ejército Libertador Antonio Maceo Grajales (1845-1896) y el Comandante del Ejército Rebelde Ernesto Guevara de la Serna (1928-1967), son faro para muchos en el mundo y nuestro pueblo, que cada año los honra por sus cualidades ético-morales, pensamiento político e intransigencia revolucionaria. Juntos realizan la invasión de Oriente a Occidente.

Oriundo de Santiago de Cuba, el Titán de Bronce propicia que la Guerra de los Diez Años no concluya con la capitulación del Pacto del Zanjón, sino con la gloriosa Protesta de Baraguá, calificada por José Martí como “de lo más glorioso de nuestra historia”.

Durante casi tres décadas el héroe de tantas batallas – herido en más de 25 ocasiones– pelea con sus temerarias cargas al machete y entrega cuerpo y alma por la causa de la independencia.

Hasta los días actuales trasciende su frase: “Quien intente apropiarse de Cuba solo recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha”.

El joven médico argentino-cubano, se incorpora a la expedición del yate Granma, liderada por Fidel, lucha por la liberación de Cuba y alcanza el grado de Comandante del Ejército Rebelde.

Luego del triunfo de 1959, el Guerrillero Heroico reflexiona acerca de que el cuadro es la columna vertebral de la Revolución y recomienda a los jóvenes no confiar en el imperialismo “ni tantito así”.

En su condición de Ministro de Industria opera combinadas cañeras, fomenta el trabajo voluntario e inaugura en la entonces Isla de Pinos, el diez de mayo de 1964, la fábrica procesadora de caolín Julius Fucik. Su vocación internacionalista lo lleva al Congo y abre el frente guerrillero en Bolivia contra la opresión, donde es asesinado vilmente. Hoy sus restos descansan en Santa Clara, en honor a la gran batalla que dirigiera a finales de 1958 y acelerara la derrota de la tiranía de Batista.

En estos aniversarios –176 del natalicio de Maceo y 93 del Che– el legado de ambos enaltece a quienes con la creación de nuestros candidatos vacunales y solidaridad dentro y fuera de Cuba enfrentan la pandemia, entregando todo a favor de la humanidad.

 

 

Historia Isla de la Juventud
Mayra Lamotte Castillo
Mayra Lamotte Castillo

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana; tiene más de 40 años en la profesión.

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *