Veladores de la salud

Para los pobladores de la urbanización Pinto Salinas 1, ubicada en el municipio Libertador, Distrito Capital, la existencia del Centro de Diagnóstico Integral (CDI) Ernesto Che Guevara es una fortuna, una suerte de velador de la salud de los venezolanos radicados en la zona.

Foto: Alberto Núñez

Tal fue la impresión que tuvimos delegados cubanos al recién finalizado XXV Encuentro del Foro de Sao Paulo tras llegar a esa institución médica, una de las 36 que funcionan hoy en Caracas como parte de la Misión Barrio Adentro 2.

Allí coincidimos con el doctor Adrián Fonseca, especialista en Medicina General Integral y funcionario responsabilizado con el quehacer de estas entidades médicas que reportan formidables resultados en múltiples servicios de salud, que vienen a demostrar que la Revolución Bolivariana late cada minuto junto a su pueblo.

“Estamos haciendo 190 intervenciones quirúrgicas semanales —nos dice el galeno—, sobre todo en las especialidades de Cirugía general, Gineco-obstetricia y Ortopedia. Entre muchas prestaciones los CDI disponen de salas para diagnosticar y rehabilitar al paciente, así como de hospitalización y de terapias.

“Sentimos el compromiso de brindar la mejor asistencia a los hermanos venezolanos, porque ellos confiesan que en las misiones médicas cubanas han encontrado refugio seguro”.

Luis Alfredo junto al personal médico cubano
en las afueras de la institución. Foto: Alberto Núñez

Otra satisfacción que uno recibe es comprobar el elevado número de jóvenes que en todos los niveles dirigen servicios e instalaciones de salud en Venezuela. Una de ellos es la doctora Dianelys Cutiño Castellanos, especialista en Medicina General Integral y jefa del CDI visitado, quien casi concluye su tiempo de colaboración en esta tierra, y declara su percepción de regresar a su querido Santiago de Cuba con una mejor formación como profesional y persona.

Vista hace fe

Contiguo al CDI Ernesto Che Guevara se localiza el único Centro Oftalmológico de Caracas comprendido en la modalidad de Barrio Adentro 2.

La cifra de operaciones reportadas sin aún concluir el séptimo mes del año 2019 ascendía a ¡3 mil 345! La doctora Yindra Mederos Pérez, coordinadora en funciones del Centro, puede relatar un sinnúmero de casos, pero se detiene en el del caraqueño Luis Alfredo Serrano, paciente de 56 años que luego de varios intentos muy costosos en clínicas privadas llegó hasta los cubanos y fue diagnosticado con una patología de desprendimiento de retina, a lo que siguió la decisión de operar en Cuba.

Y este hombre campechano, criollo, que justo por estas horas está llegando a La Habana para en breve poner fin al universo de penumbras que lo castiga desde hace tiempo, enfatiza que conocer a los médicos cubanos ha sido una bendición. “Dios los puso en mi camino —afirma—, por eso no guardo elogios, dondequiera que me paro hablo de las muchas virtudes de esos hombres y mujeres”.

 

Salud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *