Útil integración de universitarios con colectivos obreros

Foto: Annette Rodríguez Gutiérrez

Luego de la aparición del primer caso de la covid-19 en Cuba, los diferentes sectores e instituciones estatales y particulares se vieron obligados a adoptar medidas pertinentes en cuanto al cuidado de las vidas humanas. La interrupción de servicios como el transporte, y otras limitaciones llevaron a paralizar la actividad habitual.

Uno de los campos más afectados fue el estudiantil, pues por primera vez en 60 años el curso escolar hizo un repentino stop y dejaron sin concluir las tareas normales. A siete meses del confinamiento necesario ya hay provincias y la Isla de la Juventud que con condiciones epidemiológicas estables, pudieron reanudar y concluir el curso escolar.

En el territorio, donde el arribo a las aulas se hizo desde el tres de septiembre, cumpliendo las medidas establecidas, estudiantes de los diferentes niveles transitan hoy por la etapa recuperativa lo que les permitió vencer los objetivos pendientes, con excepción de algunos universitarios que estudian en La Habana, donde aún no presenta un escenario del todo favorable.

En los medios de comunicación se ha tratado el tema y destacado el aporte dado por muchos de estos jóvenes en humanitarias misiones frente a la pandemia.

Vía WhatsApp, correo electrónico y llamadas telefónicas, los colegiales intercambian con sus profesores y facultades en general, y actualizado de lo que acontece respecto a las orientaciones emitidas.

Entre tanto, otros se han incorporado a los centros laborales relacionados con su especialidad, es el caso de Daniela Viera, de tercer año de Ingeniería Automática, de la Cujae quien se ha vinculado junto a Noel Otaño, recién incorporado a la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones, a la División Territorial de Etecsa.

En esa entidad reciben un adiestramiento por parte de los especialistas y así se preparan para el reinicio de las actividades escolares, ambos se sienten agradecidos con el personal de dicha Empresa y van venciendo sus prácticas pr profesionales.

Lo mismo sucede con estudiantes de la Facultad de Comunicación de la Universidad de La Habana, quienes han permanecido activos en los diferentes medios de comunicación.

La División Territorial de RadioCuba y la Empresa Eléctrica son otras de las entidades que han acogido a estudiantes con carreras afines a las líneas de desarrollo.

Foto: Annette Rodríguez Gutiérrez

Esta iniciativa deberá expandirse para fortalecer la integración con las universidades, mejorar el aprovechamiento de recursos humanos y la formación integral de los futuros profesionales (científica, investigativa, cultural y deportiva) que minimizará la emigración de fuerza laboral calificada del territorio y tributará al progreso local.

La mayoría espera con ansias la hora de volver a reencontrarse con sus compañeros de estudio, terminar proyectos pendientes, someterse al rigor de los exámenes, desvelarse en ocasiones, llamar a diario a los padres, extrañar la comida de casa…, para entonces desde la capital volver con la añoranza de la tan bella Isla.

(*) Estudiante de Periodismo

Educación Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *