¡Unos sueños mágicos!

Doce luchadores cubanos clasificados ya para los Juegos Olímpicos de Tokio, buscando allá una meta fabulosa...
Lianna de la Caridad Montero (a la derecha) es una de las clasificadas. (Tomada de IWW).

En medio de la lucha mundial contra la pandemia actual (Covid-19), muchos de los mejores luchadores de nuestro continente terminaron de enredarse hace unas horas en las discusiones de pasajes para los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. Y en ellas los cubanos se sirvieron con cuchara grande. Pero ello fue tan solo un paso. En la capital nipona, esperemos, como se piensa, que lo permita el Covid-19, se quieren lograr cosas fabulosas. ¿Cuáles son esas cosas fabulosas? Lo contaremos más adelante…

Y lo contaremos más adelante por más de una razón. Una de ellas, muy útil en la vida, es atrapar a un conejo primero y a otro después. Lo que nos hace pensar que debemos comenzar a escribir por lo que acaba de ocurrir en la ciudad canadiense de Ottawa, donde se celebró el Preolímpico de América.

¿Por qué escribimos que los cubanos se sirvieron con cuchara grande? Lograron 10 clasificaciones, las cuales, sumadas a las dos logradas antes, el año pasado, en los campeonatos mundiales, celebrados en Nur Sultán, nos dejan de momento con 12 representantes a Tokio. Esa cifra puede aumentar, pues hay todavía pendiente una posibilidad clasificatoria más. La fecha se encuentra pendiente debido al Covic-19.

En cuanto a medallas: ocho de oro, cuatro de plata y dos de bronce.

LO MÁS ESPECTACULAR

Los mayores aplausos entre nuestros compatriotas los merecieron los representantes del estilo grecorromano. Sí, en el cual solo se permite atrapar al rival de la cintura para arriba (en la libre es válido también por las piernas).

Bueno, en eso de “los mayores aplausos” a lo mejor después casi que nos vamos a contradecir…

Los de la grecorromana que lo consiguieron en suelo canadiense fueron Luis Orta (división de los 60 kilogramos), Yosvanys Peña (77), Daniel Gregorich (87) y Gabriel Rosillo (97). Antes, en los campeonatos mundiales se obtuvieron dos. Una de Ismael Borrero (por ser campeón en 67). Y otra, que utilizará el casi invencible Mijaín López (130), la logró Oscar Pino (subcampeón).

¡QUÉ MUCHACHAS!

¿Es una exageración, o al menos es una afirmación muy grande, decir que las muchachas se merecen aplausos tan fuertes como los de la grecorromana? Si el lector piensa diferente lo entendemos. Pero a nosotros nos parece que al menos no es una exageración tan grande. ¿O en realidad no es exageración?

Para entenderlo mejor se debe recordar. Hasta ahora solo una cubana había estado en Juegos Olímpicos: Katerina Vidiaux, en los de Londres 2012, en los que terminó octava. O sea: ninguna en los de Río 2016.

Ahora camino a Tokio 2020… ¡lo consiguieron tres! Yusneylis Guzmán (50), Lianna Montero (53) y Yudaris Sánchez (68). Ello forma parte de los progresos también mágicos logrados desde que empezaron a ser entrenadas por Filiberto Delgado.

También tres varones de la libre alcanzaron el deseo de clasificación olímpica: Alejandro Valdés (65), Geandry Garzón (74) y Reineris Salas (97). Unos daticos antes de cambiar de párrafo. “Calabaza” Valdés parece listo para subir al podio en Tokio. Garzón, multimedallista mundial, estuvo alejado un tiempo de la lucha, y regreso a ella con el único deseo de intentar buscar la única presea que le falta: la olímpica. Salas ha sido multimedallista mundial. En Río 2016 cree que fue perjudicado por el arbitraje. ¿Le pesará mucho que han pasado cuatro años?

¿Y cuáles son esas cosas fabulosas que nuestros luchadores tratarán de vivir en Tokio? Son varias. Vamos a dejarlas en cinco, las cuales no vamos a organizar por orden de importancia…

1.-El intento de Garzón de ser medallista olímpico.

2.-El de Borrero de serlo por segunda vez (¡pero quiere, y puede, ser de nuevo campeón!).

3.-¿Una cubana por primera vez medallista olímpica? Eso parece lo más difícil…

4.-Mantener la racha de que la lucha es el único deporte en el que Cuba ha conquistado al menos una medalla de oro en todos los celebrados desde Barcelona 1992 (después llegaron Atlanta 1996, Sídney 2000, Atenas 2004, Beijing 2008, Londres 2012, Río 2016).

5.-¡Qué Mijaín López se convierta en el primer luchador con cuatro medallas de oro en Juegos Olímpicos!

La verdad, sin ninguna exageración, es que debemos mantenernos muy atentos…

Deporte
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *