Uno nunca se desliga por completo del deporte

Foto: Gerardo Mayet Cruz

Agustín Pavó Santos no le teme al paso del tiempo, confiesa que los suyos son 58 años bien vividos.

Aún conserva la delgada figura de antaño, esa que lo convirtió en uno de los punteros del atletismo pinero. Hoy es considerado una gloria del deporte, ¿qué significa para usted?

“Es un orgullo tremendo, creo que es el reconocimiento a la entrega, el sacrificio y la dedicación que me permitieron alcanzar buenos resultados durante mi trayectoria deportiva y a la vez representa una motivación para seguir trabajando; ya terminé mi etapa como atleta, pero uno nunca se desliga por completo del deporte.

“Antes pensaba como deportista, hoy como entrenador y eso me obliga a perfeccionarme. Ser considerado una gloria del deporte es tener el mérito de ser ejemplo para los jóvenes a quienes tengo la misión y el placer de formar y orientar”.

En su época en activo tuvo la oportunidad de representar a Cuba en varios eventos internacionales, ¿cómo recuerda esas experiencias?

“Participar en eventos internacionales es algo grande a lo que uno siempre aspira y se sintió muy bien, pero déjame contarte algo, para mí, antes de ser internacional hay que saber primero ser un atleta nacional, identificarte con tu país, con tu territorio.

“Siempre traté de ser la mejor representación posible de la Isla porque aunque no nací aquí fue la tierra que me acogió y me encaminó en mi carrera deportiva, me siento pinero y estoy muy orgulloso de eso.

“En mis tiempos el Municipio contaba con pocos atletas de alto rendimiento –desafortunadamente eso no ha cambiado mucho– y saberme uno de ellos, tener en mis manos la oportunidad de enaltecer el deporte pinero era una alegría inmensa”.

Seguro guarda en la memoria momentos especiales de su trayectoria deportiva, ¿nos cuenta algunos?

“Entre los recuerdos que más atesoro de mi época de atleta está la oportunidad que tuve, con 19 años, de correr con un grande como Alberto Juantorena; fue un relevo de 4×400 en unos Juegos Centroamericanos y salimos victoriosos.

“Otro que me marcó fue cuando los Panamericanos La Habana 1991, pues en medio de un duro período especial Cuba asumió los juegos y se desarrollaron con mucha calidad. Cuba ganó en el atletismo como disciplina y fuimos la medalla número 100 para nuestro país en esa ocasión”.

¿Cómo ve la salud del deporte del campo y pista en el Municipio?

“Tenemos deficiencias, hoy me desempeño como Metodólogo Municipal de atletismo y le puedo garantizar que de conjunto con las escuelas deportivas y el claustro de profesores estamos enfrascados en elevar la calidad tanto de los entrenamientos como de las condiciones para estos.

“Contamos solo con dos atletas en el equipo nacional y nos hemos propuesto este año insertar como mínimo uno más, nuestra misión es rescatar los talentos del territorio”.

¿Qué significa para usted el reconocimiento del pueblo?

“El visto bueno siempre te lo da el pueblo, que es el que te apoya, te alienta y te reconoce, es muy bonito ir por la calle, ser reconocido por las personas y escucharlas decir que me vieron correr. Los cubanos tenemos mucha cultura del deporte y de sus glorias, por eso nuestros logros perduran en el tiempo”.

Deporte Entrevistas Isla de la Juventud
Yenisé Pérez Ramírez
Yenisé Pérez Ramírez

Licenciada en Periodismo en la Universidad de La Habana

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *