Unidad y diversidad en la Forestal

Fotro: Pedro Blanco Oliva

Inédito y asombrosos para muchos países del mundo, la consulta popular sobre el proyecto de Constitución, ha dejado ver, en primer lugar, el carácter democrático del proceso y en segundo lugar el alto nivel político de los cubanos.

Así con unidad monolítica debatieron el documento los trabajadores de la Unidad Estatal Básica Forestal, quienes refrendaron por unanimidad los Fundamentos Políticos, los Principios Educacional, Científica, así como los referidos a la Defensa de la Patria y al mantenimiento de la integridad territorial y la soberanía, puntos que no son ni serán negociables.

El debate, sin embargo, no careció de amplia participación y de diversidad de criterios ante algunos artículos como fue la inclusión en el artículo 6 que la Unión de Jóvenes Comunistas no solo representara a la vanguardia, sino a toda la juventud cubana, según opinó el trabajador Jorge Navarro Duarte.

Por su parte Maryanis Mendoza, quien recibió amplia explicación sobre sus dudas acerca de la perdida de la ciudadanía, mientras Yuri Larramendi se pronunciaba por sustituir la palabra deber por la de obligación a trabajar y aportar al país en el caso de los deberes de los ciudadanos cubanos.

En cuanto al artículo 79 Álvaro Grandet expresó su punto de vista en cuanto a la necesidad de incluir la pensión en caso de viudez también a los hombres, pues se plantea este derecho solo para las mujeres.

En una nueva intervención Navarro Duarte planteó referido al artículo 48 la asistencia jurídica desde el mismo momento que el comisor de delitos fuera sorprendido por la policía.

Hubo planteamientos igualmente en el 91, referidos al Servicio Militar, y varias intervenciones abogaron por buscar variantes  para los jóvenes que ya habían obtenidos su carrera universitaria, a fin de que no tuvieran un año desvinculado de los estudios.

También se pronunciaron sobre el 68, referido a la unión entre dos persona, lo cual dijeron no era necesario ni fundamental que apareciera en la Constitución.

Hubo criterios y se planteó incluir en la legislación la protección a los animales domésticos por parte de los dueños y en el 104, donde se expresó el desacuerdo en la elección de Diputados que no vivían en el lugar donde eran elegidos.

El encuentro volvió a demostrar a nuestros detractores, la valentía de una revolución que confía plenamente en su pueblo a la hora de abordar problemas trascendentales para la Patria y demuestra igualmente la confianza de este en sus dirigentes.

Isla de la Juventud
Pedro Blanco Oliva
Pedro Blanco Oliva

Licenciado en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomado en Periodismo con más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *