Una mirada necesaria a la salud de la mujer cubana

El embarazo en la adolescencia fue uno de los temas que centró los debates del Pleno del Comité Nacional de la Federación de Mujeres Cubanas, realizado este jueves en La Habana
Desde la base debe realizarse una labor preventiva para disminuir el embarazo en edades tempranas. Autor: Roberto Suárez Publicado: 17/10/2019 | 08:00 pm. Juventud Rebelde.

El apoyo de la Federación de Mujeres Cubanas (FMC) a los programas de salud que desarrolla el país, entre ellos la prevención del embarazo en la adolescencia, la estimulación a la natalidad y la realización de chequeos médicos para la detección temprana del cáncer cérvico-uterino estuvieron en el centro de los debates del Pleno del Comité Nacional de esa organización, realizado este jueves en la capital.

En el encuentro el doctor Roberto Álvarez Fumero, jefe del Departamento materno-infantil del Ministerio de Salud Pública, argumentó que la tasa de mortalidad materna de 2018 es de 39 muertes por 100 000 nacimientos, y significó que de esas defunciones el nueve por ciento son jóvenes menores de 20 años.

Además, precisó que el 45 por ciento de los niños nacidos pretérminos son de madres adolescentes y necesitan más cuidados en sus primeros cinco años de vida, por ser más delicados que el resto de los infantes. Sin embargo, no siempre esa madre, que en muchas ocasiones procede de una familia disfuncional, tiene capacidad para realizar la atención adecuada.

Es necesario un enfoque holístico de este asunto que compromete el desarrollo del país, pues son jóvenes que abandonan los estudios y pequeños que en su mayoría no serán bien atendidos por falta de madurez de su progenitora. «Es un niño atendiendo a otro niño», destacó.

Álvarez Fumero también se refirió al programa de atención a la pareja infértil, e informó que en 2018 fueron captadas 102 234 mujeres y en lo que va de año más de 17 000. «Sin embargo muchas se negaban a ser tratadas, por lo tanto la FMC puede ejercer su influencia argumentando, estimulándolas a que acudan a las consultas, porque es más fácil de mujer a mujer».

Teresa Amarelle Boué, miembro del Buró Político del Partido y secretaria general de la FMC, destacó la labor que se realiza en las escuelas pedagógicas para a través de charlas, en las cuales participan representantes de la organización, realizar una labor preventiva del embarazo en edades tempranas, una iniciativa que propuso extender a otros niveles de enseñanza.

Luego, Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, exhortó a la Federación a que sea más proactiva en la base.

«Tenemos muchas potencialidades aún por explotar porque somos organizados y poseemos programas que no son comunes en muchos países, por ejemplo, para cuidar la salud de la mujer y su familia, pero es preciso tomar las mejores prácticas, adecuarlas al lugar y contexto actual», subrayó.

Durante el Pleno, también se hizo un recuento de la labor de la FMC desde su 10mo. Congreso —realizado en marzo último— hasta la fecha, y no faltaron las experiencias de cómo las mujeres una vez más, con creatividad y empeño, han aportado soluciones ante la coyuntura que vive el país por el déficit de combustible, debido al recrudecimiento del bloqueo de Estados Unidos contra Cuba.

Salud
Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *