Una industria actualiza su gestión

ILUSTRACIÓN: Alfredo Martirena Hernández

En la implementación de las 28 medidas para perfeccionar la empresa estatal socialista en Cuba destacado papel tienen las que acometen el Grupo Empresarial de Reciclaje, un conjunto de 24 empresas dedicadas a la recuperación, el procesamiento y comercialización de desechos reciclables, que en el territorio tienen una activa gestión.

Una reciente Mesa Redonda de la Televisión Cubana trató el tema de la recogida de materias primas, cuya actividad institucional cumple este siete de noviembre su aniversario 59 de valiosa gestión, y su necesaria actualización en las actuales circunstancias.

En la Isla de la Juventud no solo se insertan esas exigencias y llegan al quehacer de comunidades, escuelas y colectivos, sino que requieren un mayor dominio de la estrategia.

Como se reconoció por los directivos principales en ese espacio, la ejecución de sus disposiciones ya permite diversificar producciones, sustituir importaciones y lo que es no menos importante: exportar.

Este Grupo cuenta con el financiamiento en divisas que le permite la adquisición de los insumos para asegurar sus producciones. Los ingresos generados por las exportaciones le facilitan cubrir sus propios gastos en divisas y aportar a la Cuenta de Financiamiento Central.

Otros beneficios –y estos debemos remarcarlos a nivel territorial– están en la flexibilización de los planes económicos, la distribución de los fondos para el desarrollo y la investigación, así como la capacitación y una mayor distribución de utilidades.

Entre las proyecciones del Grupo Empresarial de Reciclaje está fortalecer la recuperación en los polos turísticos, como el nuestro en Cayo Largo del Sur donde se logra un desempeño excelente.

Otras prioridades están vinculadas al trabajo en el ámbito doméstico, como el incremento de los puntos de reciclaje y la sistematicidad en los puntos móviles de recogida donde no hay Casas de Compra, como las comunidades La Reforma, Julio Antonio Mella y otras.

Igualmente están la realización de festivales de forma organizada, no masiva, en conjunto con los Comités de Defensa de la Revolución y la Federación de Mujeres Cubanas, como el que tuvo lugar recientemente en el poblado Juan Delio Chacón.

También ocupa un peso cada vez más importante la reactivación del Movimiento Recuperadores del Futuro que promueve entre los pioneros el hábito del aprovechamiento de los recursos que puedan reutilizarse, actividad muy vinculada al saneamiento ambiental.

Y además de la incorporación de las organizaciones estudiantiles Feem y Feu al movimiento por el reciclaje, está la compra puerta a puerta por los recuperadores de materias primas por cuenta propia y la recogida y clasificación por los trabajadores de Servicios Comunales de los materiales reciclables generados en su propia labor.

No menos importante es potenciar la identificación de nuevos materiales reciclables, en especial aquellos que tributen al Plan y proyectos de desarrollo local como los neumáticos para mejorar e incrementar la producción de asfalto o los desechos de vidrio para bloques, de plástico para instalaciones hidráulicas y otros elementos de construcción.

Por estas y otras vías burla el bloqueo imperial, fomenta encadenamientos productivos y aporta a la producción nacional.

La Empresa Recuperadora de Materias Primas en la Isla está llamada a dar, como el resto del país, un salto significativo en su misión empresarial. A diferencia de sus homólogas tiene la dependencia de una transportación marítima dificultosa, pero su trabajo sostenido y en ascenso aun con este inconveniente, permite augurar que en la nueva etapa logrará su crecimiento y diversificación a partir de sus propios esfuerzos.

Isla de la Juventud Opinión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *