Una exposición trasciende en el tiempo

Foto: Víctor Piñero Ferrat

Más que constancia para la historia o una forma de celebrar los 120 años de la llegada del primer inmigrante japonés al país, la exposición Huellas de una inmigración Japón-Cuba 1898-2018 exhibe la riqueza de una cultura antigua y la preservación de sus tradiciones por las familias descendientes no solo en el Municipio Especial, sino en toda la nación.

Inaugurada el 11 de agosto en el Museo Municipal y abierta al público hasta el 24 de septiembre, la muestra concebida por Nancy Oropesa, quien ha mantenido por años una labor meritoria como representante cultural de la Sociedad Colonia Japonesa Isla de la Juventud, exhibe valiosos documentos como el acta de constitución de la Sociedad, fotos y objetos de las diferentes generaciones y libros escritos por descendientes y familiares.

“La embajada lanzó una convocatoria para todo aquel que quisiera hacer un proyecto con motivo de las actividades relacionadas con la inmigración de la cual este año celebramos los 120 años y me di a la tarea de inscribir una con el título Haiku y Ukiyo-e que se expuso del 17 de julio a este 30 de agosto en la Casa de la Poesía del Palacio del Marqués de Arcos, situada en Mercaderes No 16, La Habana y esta, Huellas… que contiene lo que se pudo obtener de la mayor cantidad de personas y sus familiares; objetos que ellos trajeron consigo de Japón, los que adquirieron cuando llegaron, algunos de los que les enviaron sus familiares en algún momento y también los que construyeron con sus propias manos para mantener sus tradiciones”, declaró Oropesa.

“Algunos libros –explicó– tratan de su presencia en todo el país como por ejemplo el del único inmigrante que se cree haya llegado a Santiago de Cuba y otros. Esperamos ahora en septiembre poder realizar talleres de tradiciones con los alumnos de escuelas cercanas; eso siempre les resulta muy atractivo”.

Inaugurada oficialmente por el embajador de Japón en Cuba, Masaru Watanabe en visita al territorio Huellas… es visitada por los pineros cada día, quienes se deleitan en apreciar la vitalidad de una cultura que vive en la Isla y trasciende en el tiempo.

 

Isla de la Juventud
Yojamna Sánchez
Yojamna Sánchez

Licenciada en Literatura y Español en la universidad Carlos Manuel de Céspedes, Isla de la Juventud. Diplomada en Periodismo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *