Una década en la prevención y enfrentamiento a ilegalidades

Yasmila Calderón Argüelles, contralora jefa municipal
Foto: Yesmanis Vega Ávalos

La Contraloría del Municipio Especial Isla de la Juventud desde su constitución y al amparo de lo establecido en la Ley 107, del primero de agosto de10l 2009, fundamenta su misión en exigir la correcta aplicación de la política del Estado y el Gobierno, ejecutando las acciones necesarias con el fin de prevenir, detectar y enfrentar ilegalidades, delitos y actos de corrupción, así como dirigir metodológicamente y supervisar el Sistema de Auditoría del territorio.
Hace apenas unas jornadas dicho organismo arribó a sus primeros diez años de fundado, y de acuerdo con Yasmila Calderón Argüelles, contralora jefa municipal, han estado signados por múltiples cambios del modelo económico, lo cual significa un inmenso reto e implica acometer un intenso proceso de capacitación, dado el incremento en número y complejidad de las acciones de control.
“Paralelo a ello hemos mantenido una estrecha coordinación con el Sistema Municipal de Auditoría, Ministerio del Interior, Fiscalía General de la República, Asociación Nacional de Economistas y Contadores de Cuba, expertos, estudiantes y autoridades del territorio, lo cual influye en el cumplimiento de los planes de acciones de control, que contienen directivas de trabajo orientadas a la verificación de temas vinculados con la implementación de los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución”.
Apuntó que en tal sentido se destacan de manera anual las Auditorías Financieras al Proceso de Ejecución y Liquidación del Presupuesto del Estado que se realizan con el propósito de comprobar la administración probada de los recursos, valores, bienes y derechos provenientes del patrimonio público; al igual que las Comprobaciones Nacionales al Control Interno.
“En entidades auditadas que muestran un estado de control desfavorable, se detectan daños económicos, hechos delictivos y de corrupción derivados de la evasión del fisco, pagos indebidos, desactualización o inexistencia de documentos primarios, falsificación de firmas, nóminas y facturas, faltante en inventarios, ingresos en caja y Activos Fijos Tangibles, sobrejecución del Presupuesto del Estado, violaciones en la Contratación Económica; lo cual incide en causas y condiciones de naturaleza subjetiva relacionadas con la inobservancia de la legislación vigente, negligencia, nula supervisión, entre otras”.
A pesar de lo antes expuesto, Calderón Argüelles expresó que se aprecia avance en el estado de control en el territorio desde el punto de vista cualitativo, teniendo en cuenta que sostienen resultados positivos entidades como las empresas Industrias Locales, Servicios Básicos de la Salud, Comercializadora Divep y otras.
Asimismo, los directivos reconocen la importancia de la eficiencia del sistema de control interno, se incrementa la efectividad de los colectivos en la tarea de autocontrol al aplicar la Guía correspondiente, atemperada a las características particulares y utilizándola como herramienta para el mejoramiento continuo del Sistema de Control Interno.
“Esta ha sido una década de intensa labor, donde los trabajadores de la Contraloría del Municipio, orgullosos de pertenecer al órgano, contribuyen a que los recursos dedicados a elevar el bienestar y la calidad de vida de nuestro pueblo, sean eficientemente administrados, gestionados y controlados.
“Si bien se evidencian avances en los procesos desarrollados, aún resultan insuficientes, por lo que en la nueva etapa, se encauzan los esfuerzos y cohesionan las acciones para llevar a planos superiores el fomento de la cultura de control en las administraciones.
“En tal sentido enfatizamos en la labor preventiva, el incremento de las acciones de capacitación y asesoramiento a los dirigentes administrativos y trabajadores, al tiempo que exigimos de estos una actuación responsable y consecuente, en el orden del perfeccionamiento de sus sistemas de control interno”.

Isla de la Juventud
Yuniesky La Rosa Pérez
Yuniesky La Rosa Pérez

Licenciado en Comunicación Social en la universidad Jesús Montané Oropesa, Isla de la Juventud

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *