Una Cumbre sin destino

logo-cumbreLos temas de Cuba, Las Isla Malvinas, las diferencias entre el Norte y el Sur, la falta de consenso y los problemas del desarrollo matizaron la VI Cumbre de las Américas recién concluidas en Cartagena de India, Colombia.

 

¿Hace falta más para que el gigante de las siete leguas comprenda su impotencia ante los pueblos que se alzan unidos, como las cumbres de Los Andes, a favor de sus respectivos países?

foto-cumbre-de-las-americas-610x430

Los temas de Cuba, Las Isla Malvinas, las diferencias entre el Norte y el Sur, la falta de consenso y los problemas del desarrollo matizaron la VI Cumbre de las Américas recién concluidas en Cartagena de India, Colombia.

Estados Unidos y Canadá no aceptaron el pedido de los 32 países latinoamericanos y del Caribe que pidieron la inclusión de Cuba. Todos coincidieron que otra reunión como esta no se puede realizar sin la participación de la isla caribeña.

El presidente de Colombia, por su parte, señaló que la Cumbre no fue un fracaso, ya que los pueblos y sus mandatarios se pusieron de frente al imperio y expresaron que Cuba está porque tiene que estar  y, “si Cuba no asiste no habrá una próxima Cumbre”, señaló Nicolás Maduro, ministro de relaciones exteriores de Venezuela, país miembro del ALBA.

Los latinoamericanos quieren a nuestro país por su arraigo, ética, apoyo a los pobres, posición diametral frente al imperio y su desarrollo, a pesar de más de 50 años de bloqueo y guerra económica por parte de la mayor potencia imperialista mundial.

Se logró una unidad de Latinoamérica frente a la diversidad y los países y gobiernos supieron ponerse firme ante la palabrería de los yanquis y  las promesas infundadas que llevan tantos años proponiendo.

Cuba fue la ganadora silenciosa y así lo vieron muchos gobiernos latinoamericanos y europeos, por los resultados y manifestaciones de los mandatarios presentes en la Cumbre de Cartagena.

Fue tanto el miedo al bochorno por la reunión de los mandatarios a puerta cerrada, para complacencia de Obama; sin embargo, ni así  pudieron ocultar el malestar de los países por la ausencia de Cuba, el ejemplo que ha sembrado entre los pueblos hermanos, las misiones médicas, deportivas, culturales y el apoyo incondicional para la libertad y desarrollo en la región.

Sin la presencia de Correa, Chávez, y Daniel Ortega, la Cumbre comenzó coja;  las expresiones de Evo Morales, Maduro, Cristina y los presientes de El Salvador y Paraguay, dejaron bien claro que el solitario y bloqueado fue el gobierno de Estados Unidos.

Obama se quedó sin argumentos y no pudo rebatir, con claridad, la posición tomada por ellos y Canadá para dejar a Cuba fuera de estas reuniones.

Nadie puede desconocer los cambios que se llevan a cabo en Cuba, acorde con los lineamientos del Partido que acercan más al país al resto de la América; pero Washington no podía aceptarlo, porque en año de elecciones, admitir a los cubanos le podría costar a Obama la silla presidencial y eso, ningún mandatario norteamericano lo puede resistir.

Todos tuvieron logros, los latinoamericanos porque se unieron para decirles a los yanquis que ya no se puede gobernar como en etapas anteriores y que Cuba es parte de ese proceso.

Barack O. logró firmar un Tratado de Libre Comercio con Colombia algo que, a la larga, afectará al cono Sur por los terribles resultados en las naciones donde está instaurado y los males que ha llevado para  el hermano pueblo de México; una ofensa para una reunión tan trascendental.

La prensa de varios países, al analizar los resultados de la Cumbre califica a Cuba de ganadora ausente y, a Estados Unidos como el perdedor; además de reafirmar la unidad latinoamericano, dándole fin a la política yanqui.

De nuevo abril se convierte en un mes donde el águila imperial pierde sus garras contra el pueblo cubano.

No les bastó Girón, ni las luchas mambisas y rebeldes de la nación. No les bastaron las enseñanzas de Fidel ni las acciones y posturas de líderes como Correa, Chávez, Cristina, Dilma, Evo Morales y Daniel Ortega. ¿Hace falta más para que el gigante de las siete leguas comprenda su impotencia ante los pueblos que se alzan unidos, como las cumbres de Los Andes, a favor de sus respectivos países?

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

{loadposition tabfinal}