Una Cumbre para unir voluntades

La Inteligencia Artificial (IA) cada vez gana más espacio en las diferentes áreas de la vida humana...
La vía de la “expansión de la IA para el bien” trató de inspirar a los participantes mediante ejemplos de proyectos (Fotos: jentel.mx)

La Inteligencia Artificial (IA) cada vez gana más espacio en las diferentes áreas de la vida humana, desde la alta tecnología hasta las tareas más cotidianas. Debido a eso la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) tomó partido en el asunto.

En el año recién concluido la UIT convocó a la Tercera Cumbre Mundial “AI for Good”, que es la plataforma más importante de las Naciones Unidas para un diálogo inclusivo sobre la Inteligencia Artificial, una tecnología que ha avanzado de forma espectacular en los últimos años, y ha generado una creciente confianza en su capacidad para ayudar a resolver ciertos retos importantes de la humanidad. Algunos de los líderes de la Inteligencia Artificial y de la acción humanitaria se van a reunir en una plataforma neutral ofrecida por las Naciones Unidas para trabajar con el fin de que la Inteligencia Artificial mejore la calidad y sostenibilidad de la vida en el planeta.

El objetivo de esa Cumbre fue identificar aplicaciones prácticas de la Inteligencia Artificial que permitan acelerar el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas. La Cumbre de 2017 marcó el inicio de un diálogo mundial inclusivo sobre la posible contribución de la Inteligencia Artificial al bien común. La del 2018, estuvo orientada a la acción, surgieron numerosos proyectos en materia de “IA para el Bien”, entre ellos, la iniciativa de Inteligencia Artificial en el ámbito de la salud apoyada por la UIT y la Organización Mundial de la Salud (OMS). La Cumbre de 2019 siguió conectando a innovadores del ámbito de la Inteligencia Artificial con instancias decisorias, propiciando una colaboración que maximice las repercusiones del movimiento de la “IA para el Bien”.

La Cumbre Mundial “AI for Good” se estructuró en cinco vías de “Anticipación” destinadas a centrar la atención en ámbitos clave durante el evento: IA para la educación, IA para la salud, IA, dignidad humana y sociedades inclusivas, Expansión de la IA para el bien, y la IA y espacio.

IA PARA LA EDUCACIÓN

La vía IA para la educación pretende reimaginar la educación utilizando la IA de manera responsable. Trata de:

  • Definir la situación actual de la IA en el ámbito de la educación e identificar cuáles son los marcos y las principales partes interesadas que podrían afectar a los objetivos educativos a largo plazo de las Naciones Unidas.
  • Evaluar y discutir propuestas y proyectos prácticos que podrían extender la utilización de las tecnologías de IA a un segmento mayor de la sociedad para resolver los problemas que revisten importancia para ella.
  • Determinar los recursos necesarios para las propuestas de proyecto que habrían de ponerse en marcha al final de la Cumbre.

IA PARA LA SALUD

En el 2019 prosiguió esta vía iniciada en el 2018, la cual incluirá caminos para la normalización de soluciones de IA en los ámbitos del apoyo a la decisión clínica, la medicina personalizada, las capacidades de diagnóstico aumentadas, la interpretación de imágenes médicas, las finalidades terapéuticas y la prevención de enfermedades.

IA, DIGNIDAD HUMANA Y SOCIEDADES INCLUSIVAS.

Esa vía trata de garantizar que la IA se implanta de manera que promueva sociedades inclusivas y pacíficas, proteja los derechos humanos y acreciente la dignidad humana. Las sesiones se centraron en la importancia de la “buena identidad digital”, y de las iniciativas relacionadas “IA, protección en condiciones de igualdad y no discriminación” e “IA y acceso a la información”.

EXPANSIÓN DE LA IA PARA EL BIEN

La vía de la “expansión de la IA para el bien” trató de inspirar a los participantes mediante ejemplos de proyectos que recorrieron los cuatro pasos clave siguientes:

  • Definir el problema.
  • Crear el prototipo de solución de IA.
  • Desplegar una vez y encontrar la adecuación producto-mercado.
  • Desplegar N veces, para tener repercusión.

Esa vía estudia proyectos “AI for Good” que recorren estos cuatro escalones, y ofrece herramientas que puedan ayudar en cada uno de ellos.

IA Y ESPACIO

La vía “IA y espacio” identificó proyectos que podrían desarrollarse aprovechando la IA y el espacio para ayudar a resolver problemas a escala local y global, como son la predicción, la preparación y la mitigación respecto de los efectos del cambio climático. Eso incluye:

  • Identificar ámbitos de alto potencial para la obtención de efectos.
  • Discutir acerca de las barreras a la implantación de herramientas de IA y de la manera de superarlas.
  • Identificar proyectos seleccionados que escapen a las tendencias.

Aquí están las directrices dictadas por la UIT, la dependencia de las Naciones Unidas que se encarga de formalizar los trabajos en el campo de las Tecnología de la Información y las Comunicaciones a nivel global, solo nos resta sumarnos a ese esfuerzo colectivo para que la Inteligencia Artificial no solo sea vista como un argumento para la película del sábado.

Ah, recuerden, si me ven en algún lugar, me saludan.

Sobre el autor

Carlos Enrique del Porto Blanco

Ingeniero en Sistemas Automatizados de Dirección y máster en Ciencias de la Computación

Ciencia y Tecnología
Colaboradores: