Una asamblea que viene del barrio

Foto: Yesmani Vega Ávalos

Los CDR en la Isla de la Juventud concluyen una importante etapa de trabajo y debate iniciado el pasado año como parte del proceso hacia su Noveno Congreso

 

Como una asamblea que viene del barrio, con toda la riqueza de sus cederistas, puede calificarse la celebrada este viernes en la Isla de la Juventud camino hacia el 9no Congreso de los Comités de Defensa de la Revolución (CDR) y donde los pineros concluyen una importante etapa de trabajo y debate iniciado el pasado año como parte del proceso hacia la magna cita de la organización.

El Coordinador Nacional de los CDR, Carlos Rafael Miranda Martínez, miembro del Comité Central del Partido, elogió el intercambio de varias generaciones y los superiores resultados con que la organización en el territorio rinde cuenta de su gestión ante el Partido a este nivel, pero conminó a no conformarnos con lo alcanzado y a prepararse para etapas más complejas de dura lucha ideológica frente a nuestro enemigo histórico.

En ese sentido alertó a no ser ingenuos, consolidar la unidad y entrenar mejor a nuestros patriotas para enfrentar con mayor efectividad desde el barrio las manifestaciones negativas no solo de ilegalidades e indisciplinas, sino también de descontrol y violaciones en los servicios por parte de las entidades, así como frenar todo lo que atente contra el pueblo y su tranquilidad.

El también integrante del Consejo de Estado apreció las experiencias mostradas por varios jóvenes al frente de estructuras de base cederistas y como parte del Destacamento Juvenil 9no Congreso y los convocó a seguir multiplicando sus reflexiones y mensajes entre los demás de su misma generación y los más veteranos a quienes no podemos cansarnos de expresarle nuestra gratitud por lo hecho en favor de los logros que compartimos hoy.

Reconoció la labor del programa de la radio local Con la Guardia en Alto, su prestigio y sistematicidad durante más de tres décadas.

Yainel Pacheco Casero, coordinador de la zona 22, Yalenis Silot Navarro, líder del barrio en Caolín y promotora de un proyecto comunitario allí, y Osvaldo Pupo Gutiérrez, dirigente estudiantil, fueron algunos de los bisoños cederistas que mostraron iniciativas en la movilización de las masas y del trabajo preventivo.

Los participantes coincidieron que no obstante los resultados alcanzados en algunos frentes es preciso seguir perfeccionando la labor de la organización porque resulta insustituible para consolidar la unidad y garantizar la continuidad de la Revolución.

En el teatro de la sede del Partido en el territorio los delegados en representación de 169 zonas y 1 219 Comités hicieron un balance de la labor en los últimos cinco años y aprobaron a los miembros de la dirección municipal, encabezada por Carlos Manuel Escandell Hernández, rarificado como coordinador de los CDR aquí.

También eligieron los delegados al 9no Congreso, que se celebrará del 25 al 28 de septiembre venidero. Estos son, además de Escandell Hernández y la delegada directa Yalenis Silot Navarro, Yaroddi Torreblanca Infante, coordinadora de la zona 133; Norge Desiderio Pupo Rodríguez, vicecoordinador municipal; Javier Reynaldo Reyes, segundo jefe del Destacamento Juvenil 9no Congreso; Alejandro Cordero Baldomero, al frente de la zona 10, Felicia Pacheco Martínez, funcionaria de la dirección cederista en el territorio, y Marta Elena Parada Galán, jefa de la oficina de organización de la dirección nacional.

La diputada al Parlamento Cubano y presidenta del Gobierno Local, Arelys Casañola Quintana, destacó que la gestión del Poder Popular y su perfeccionamiento son posible por el trabajo de nuestras organizaciones de masa, en primer lugar de los Comités, cuya labor movilizativa en el barrio junto a los delegados es una de las fortalezas que tenemos que aprovechar mejor para continuar resolviendo problemas con la activa participación de las masas.

Los 150 delegados e invitados debatieron temas relacionados con el funcionamiento interno de la organización, que no se limitó solo a la cotización, y la vigilancia popular revolucionaria, frente que registra una disminución del delito en el ámbito cederista aunque se acordaron acciones para seguir cerrando filas contra las ilegalidades e indisciplinas.

Igualmente analizaron lo relacionado con la política de cuadros, la efectividad de la lucha antivectorial y el funcionamiento de los dúos focales, así como la atención a los jóvenes, cuyo mayor protagonismo fue reconocido al calor de un proceso que está dedicado precisamente a ellos, al aniversario 60 de la Revolución cubana, al 58 de los CDR y deviene tributo al eterno Fidel, fundador de una organización que se fortalece y revitaliza.

Las conclusiones estuvieron a cargo de Idalmis López Pardo, miembro del Buró Ejecutivo del Comité Municipal del Partido, quien expresó que aunque las estructuras de base se oxigenan con fuerza joven, es necesario multiplicar aún más el papel de las nuevas generaciones en las tareas y responsabilidades de la más masiva organización.

Dijo que hoy las misiones de los CDR son hoy se suma importancia, atemperadas a estos tiempos en que la lucha prosigue en diversos terrenos y nuevos retos nos exigen mayor unidad y consolidar las conquistas alcanzadas en estos años de Revolución.

Otras de la Isla de la Juventud
Diego Rodríguez Molina
Diego Rodríguez Molina

Licenciado en Periodismo en la Universidad de La Habana. Tiene más de 40 años en la profesión

Colaboradores:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *