Un taller sin limitaciones de laboriosidad

Industrias-Locales-01Los productos, adquiridos en el punto de venta del Taller de discapacitados Voluntad sin límites, en Nueva Gerona, constituyen para la familia pinera una alternativa económica en la realización de las tareas domésticas.

 

Industrias-Locales-01

Fotos: Yordan Castellanos

“¡Martica, sacaron jabolina en el taller!”, le dijo Cary a la vecina al llegar a su casa hoy con dos kilogramos de la pastosa sustancia para lavar la ropa. El producto, adquirido en el punto de venta del Taller de discapacitados Voluntad sin límites, en Nueva Gerona, constituye para la familia pinera una alternativa económica en la realización de las tareas domésticas.

En el mes de julio esa unidad básica, perteneciente a la Empresa Municipal de Industrias Locales (EMIL), vendió 25 tanques del producto y en este mes produjeron 50 más por la demanda de la población, una de las razones por las que recorrimos la instalación donde laboran 39 trabajadores, en su mayoría discapacitados físico motor, visual o auditivo.

Con el principio de modificar el modelo de gestión de la industria local, flexibilizando su operación para el desarrollo de producciones artesanales y la fabricación de bienes de consumo en pequeñas series o a la medida, así como la prestación de servicios de reparación y mantenimiento, tal como estipula la política del país, el Victoria indagó acerca del quehacer de este colectivo.

SIN LÍMITES PARA CREAR

Voluntad sin límites fue creado el 4 de abril de 1988 con el objetivo de integrar a los discapacitados en la vida laboral y social a partir de la necesidad de fortalecer las producciones artesanales y domésticas en pequeñas cantidades para el consumo territorial y como parte de un plan estratégico del gobierno donde incluye a otras empresas nacionales.

Conforma junto al taller de La Fe, de igual característica estructural y organizativa, la unidad básica encargada de la realización de productos varios de la EMIL, adonde pertenecen también los centros de producción de muebles, confecciones y arte artesanal, en los cuales cobran vida sillas de madera, ventanas de aluminio, uniformes para entidades, sábanas, elementos ornamentales, entre otros.

Industrias-Locales-02“Nuestras principales producciones son las escobas, escobillones, cepillos de lavar, doyles para el comedor, cestas para huevos, a partir de la fibra natural. Trabajamos con químicos como el salfumán, la lejía y ahora con la jabolina, así como en la creación de artesanías, jabas de saco, brochas, sogas, los cuales tienen buena demanda por la población y organismos”, explica Marilyn Fernández Fernández, jefe del taller de discapacitados.

“Siempre tenemos más de cuatro renglones en producción, ya que contamos con una máquina de plástico, con la cual podemos hacer pozuelos, vasos perga y el cabo de la brocha de pintar, también tenemos una sierra, un torno y una caladora, esta última para los trabajos de diseño”, agrega.

Según los planes de producción y ventas, la unidad cumple con sus proyecciones y al cierre del mes de julio acumularon168.5 miles de pesos por la venta de sus productos a través de cheques a distintas entidades del territorio y en efectivo a la población mediante los puntos de venta habilitados en los talleres de La Fe y Nueva Gerona, así como en La Demajagua.

Rafael Meriño Collazo, director de la EMIL, señaló entre los talleres más destacados al de discapacitados, aunque puntualizó que todas las unidades trabajan sobremanera a pesar del desabastecimiento de la materia prima, debido a la situación crítica de la adquisición de la madera, dificultades con el transporte para el traslado de la fibra natural del campo y la entrada tardía del tejido que le provee la provincia de Villa Clara.

No obstante, el directivo asegura la no interrupción de las disímiles producciones y la adopción de alternativas ante la situación en aras de trabajar sin pérdidas y en el cumplimiento del plan establecido, tal y como se refleja en Voluntad sin límites, donde laboran de lunes a viernes, incluyendo los sábados laborables, sin restricciones para la creación.

LA VOLUNTAD DE CRECER

Industrias-Locales-03

Industrias-Locales-05

“En estos momentos estamos confeccionando cestas con nylon pues no tenemos la fibra natural, con la cual realizamos comúnmente este trabajo y por ello comenzamos un curso de aprendizaje a cargo del profe José Bravo, quien es ciego y enseña a tejer con esta cinta, ya que es una nueva línea de trabajo para algunos porque se desempeñan en otras labores”, manifiesta Marilyn Fernández.

Acerca de la producción de jabolina, Fernández Fernández explicó que están en venta 50 tanques, que se despacha por kilogramo a un precio de 5.50 CUP y la persona debe traer el envase a llenar con este producto que se utiliza para lavar, fregar y limpiar, el cual constituye una opción económica y eficaz, según Caridad Rubio, una de los compradores entrevistados.

Industrias-Locales-04

Mientras recorríamos el área de pirograbado el ceramista Virgilio Rosado Nápoles se encontraba inmerso en una de las iniciativas del taller, la creación de caretas con rostros de personajes animados, propuesta bien acogida durante las Fiestas Pineras del año en curso, para las cuales hicieron los muñecones de las comparsas y las caretas con rostros carnavalescos.

“Ahora pretendemos crearlas para cumpleaños, los festivales de los círculos infantiles y otras actividades culturales, pues las anteriores resultaron maravillosas y queremos seguir haciéndolas para el disfrute de las personas que las compren”, argumenta Rosado Nápoles.

La jefa de esta unidad básica comenta también acerca de la entrada esta semana del producto químico para la limpieza de la casa, así como la terminación de las jabas de saco, de un valor de 3.30CUP, muy demandadas en el punto de venta.

“Brindamos un servicio de realización de lápidas de mármol, que cuesta 144.04 CUP, aunque no es muy solicitado porque ahora no estamos haciendo las fotografías del fallecido por no tener mármol negro y la mayoría lo prefiere”, expresa la administrativa del taller.

Marilyn Fernández alega que lo importante es no dejar de trabajar y seguir siendo un taller productivo y unido, pues “siempre hemos cumplido el plan y tenemos buena atención por parte de la empresa; no obstante, si tuviéramos la materia prima necesaria, nuestra producción fuera mayor”.

No existen obstáculos para aquellos que trabajan por el bien de la sociedad y los integrantes del taller de discapacitados Voluntad sin límites, en su mayoría personas ciegas, mudas, sordas, retrasados mentales o con problemas físicos motores, pueden dar fe de ellos porque aportan su granito de arena en el desarrollo de la Industria Local en el territorio pinero.

Industrias-Locales-06

 

 

Comparte esta noticia:

{loadposition botonessociales}

 

{loadposition tabfinal}